“Una joya del patrimonio español”



El Códice Calixtino, un manuscrito del siglo XII recuperado hoy un año después de su robo en la Catedral de Santiago de Compostela, "es uno de los manuscritos más importantes del patrimonio histórico español", aseguró el historiador medievalista Ariel Guiance.

"Es la joya de los manuscritos que hay en la Catedral de Santiago de Compostela y su valor es incalculable, se puede equiparar a la importancia del original del Poema del Mio Cid", aseveró en diálogo con Télam Guiance, director del Instituto Multidisciplinario de Historia y Ciencias Humanas (IMHICIHU) del CONICET.

El especialista argentino explicó que el "Codex Calixtinus" es el manuscrito considerado como original del Liber Sancti Iacobi (Libro de Santiago), un compilado de diferentes contenidos que giran en torno al apóstol.

"El Liber Sancti Iacobi consta de cinco partes -detalló- la primera son sermones; la segunda son los veintidos milagros que se le atribuyen; la tercera es la traslación del cuerpo del apóstol desde Israel hasta Galicia; la cuarta es la Crónica del pseudo Turpín, que es un texto sobre la campaña de Carlo Magno, y la quinta en la famosa `guía del peregrino`".

Guiance explicó que esta última parte, que es la que más se reprodujo del libro, tiene "el concepto de una guía de viaje moderna con recomendaciones de qué hacer y qué no, dónde conviene parar, qué cosas hay para ver en cada lugar, cuáles son los mejores lugares para cruzar los Pirineos, etc.".

"El valor que tiene el Códice Calixtino, cuya elaboración se le atribuye al papa Calixto II, es que se considera que fue la primera copia manuscrita del Liber Sancti Iacobi, que es el contenido del Códice y del que existen varias copias diseminadas por todo Europa", añadió.

El especialista indicó que “ha habido varios robos de manuscritos importantes, muchos de los cuales se recuperaron”, no obstante aseguró que actualmente “hay un trabajo muy bueno de catalogación y reproducción de este tipo de obras que permiten limitar al mínimo el acceso a los originales”.

A pesar de destacar el “proceso de digitalización que permite observar las obras con una claridad absoluta”, Guiance reconoció que “el manuscrito original tiene un valor intrínseco que hace que dé placer tenerlo enfrente”.

El Camino de Santiago de Compostela es un conjunto de rutas terrestres y marítimas que los fieles recorren desde la Edad Media para rendir culto a Santiago, uno de los 12 apóstoles.

“Hacia el siglo VIII surgen los primeros registros acerca de la existencia de la tumba del apóstol en el Campus Stellae, del que luego derivará el nombre de Compostela”, añadió.

El historiador explicó que a mediados del siglo XII la fama del sepulcro fue cobrando gran relevancia y comenzaron las peregrinaciones desde España y desde todo Europa rumbo al lugar.

“Al igual que ahora la peregrinación es un acto de fe y los motivos son muy variados, algunos agradecen, otros piden, pero todos se acercan a visualizar un lugar sagrado que, en este caso, es la cripta que está en la Catedral donde estarían los restos del apóstol”.

Agencia Télam


Comentarios


“Una joya del patrimonio español”