Una larga sequía acabó con los mayas

Ocurrida entre los años 1020 y 1100, golpeó duramente a la civilización.



#

Las sequías hicieron que cayera la producción agraria y, como consecuencia, el poder político declinó y la sociedad se dividió.

Los continuos períodos de sequía debilitaron y finalmente provocaron la desaparición de la cultura maya, según apuntan los descubrimientos de un grupo internacional de investigadores presentados en la revista científica estadounidense “Science”.

Los descubrimientos se basan en datos detallados sobre las precipitaciones entre los años 300 y 1100, fundamentados en un análisis de las calcificaciones de las cuevas de estalactitas y estalagmitas de Centroamérica.

Los científicos compararon el calendario de lluvias obtenido con los estados de la cultura maya conocidos a través de sus múltiples escritos. A partir de esa comparación, los investigadores pudieron establecer un patrón claro para la época traducida entre el año 300 y el 1.100. Entre los años 400 y 660, los mayas vivieron un periodo de expansión, de construcción de ciudades y bienestar, que coincide con épocas de lluvias copiosas.

Sin embargo, le siguió un periodo de sequías recurrentes, durante la que disminuyó la producción agraria. Como consecuencia, se produjo una caída del poder central, la división en diferentes comunidades y el declive político y social general.

El final definitivo de la evolucionada cultura maya coincidió con dos periodos de especial sequía, en los años 1020 y 1100, que golpearon duramente la ya afectada y dividida sociedad y condujeron a su extinción definitiva. (DPA)


Comentarios


Una larga sequía acabó con los mayas