Una mujer llegó al hospital con un aborto en curso y la detuvieron

Ocurrió en el Hospital Fernández, de Buenos Aires. La joven, de 28 años, fue denunciada por una médica que no respetó el secreto profesional. Estuvo detenida durante diez horas cuando aún tenía pérdidas.





SOCIEDAD

Una mujer con un aborto en curso fue detenida cuando acudió al Hospital Fernández de la ciudad de Buenos Aires luego de que una médica la denunció a la policía porque sospechó que el embarazo había sido interrumpido por la paciente.

El caso ocurrió cuatro meses atrás pero recién trascendió ahora cuando se conoció la presentación que la Defensoría General de la Nación hizo ante la Cámara de Apelaciones en lo Criminal y a la oficina de la Mujer de la Corte Suprema a raíz de la denuncia de la joven ante la defensora Stella Maris Martínez.

Según publicó el diario Pagina/12, el pasado 29 de junio la joven concurrió a la guardia del Hospital Fernández, alrededor de las 13.20, con un aborto en curso. Dos médicas constataron que el feto estaba muerto y le practicaron un parto para expulsarlo (ver nota).

A la mañana siguiente, la médica del área de Obstetricia del Fernández Rosana Elizabeth Buffa resolvió denunciarla a la policía frente a la presunción de que la joven misma se había provocado la interrupción del embarazo, con pastillas.

“La comisaría 53ª envió un móvil al hospital. Buffa dio de alta a la mujer para que fuera trasladada a la sede policial. Todavía no habían transcurrido 24 horas desde la intervención médica que provocara el parto”, consignó el matutino.

La mujer contó que “las médicas que la atendieron le hicieron comentarios condenatorios, culpabilizándola por lo sucedido y que le habrían indicado una dosis menor de medicación para el manejo del dolor, para que ‘sienta lo que hizo’, aunque luego la enfermera encargada le dio finalmente la dosis completa”, agregó.

Por otra parte, una vez en la comisaría la joven estuvo detenida en una celda durante diez horas, “en malas condiciones y todavía con pérdidas” por que el magistrado a cargo del Juzgado Nacional en lo Criminal de Instrucción Nº 13, dispuso su libertad.

Al denunciar a la paciente se violaron sus derechos –a la vida, a la salud, a la intimidad, entre otros– y a la vez se la sometió a violencia institucional y obstétrica, de acuerdo con los términos de la Ley 26.485, de Protección Integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales, consideró la Defensoría General de la Nación.

rionegro.com.ar


Comentarios


Seguí Leyendo

Una mujer llegó al hospital con un aborto en curso y la detuvieron