Vaca Muerta tuvo una caída del 50% en las etapas de fractura durante el 2020

El impacto que causó la pandemia de coronavirus desplomó la actividad. Diciembre cerró con 466 nuevas punciones, un 14% menos que el mes anterior. Se espera que el Plan Gas 4 aporte dinamismo al sector.




La cantidad de etapas de fractura en Vaca Muerta cayó un 50% durante el 2020.

La cantidad de etapas de fractura en Vaca Muerta cayó un 50% durante el 2020.

La cantidad de etapas de fracturas que se realizaron para poner en producción nuevos pozos en Vaca Muerta marcaron en diciembre una nueva caída en comparación con el mes anterior, y llevaron a que el 2020 cierre con una baja de casi el 50% en comparación con lo que había sido el ritmo de actividad de 2019.

De acuerdo al informe especial que elabora el country manager de NCS Multistage, Luciano Fucello, durante diciembre se realizaron en total 466 etapas de fractura, en contraposición a las 545 que se habían registrado en noviembre.

El último mes del año encontró a cuatro empresas trabajando en sus pozos: YPF fue la firma que más etapas de fractura realizó con 203 punciones; le siguió la petrolera de Miguel Galuccio Vista Oil&Gas con 112; la firma del Grupo Techint, Tecpetrol con 97; y Pluspetrol con 54.

Esta menor actividad con respecto a noviembre -una baja del 14,4%- contrasta con el impacto que se esperaba que generara el Plan Gas 4 en el segmento de la fractura de pozos, aunque claro está que sin ese impulso serían mucho menos las fracturas realizadas ya que buena parte de las realizadas por YPF corresponden al gas, al igual que las hechas por Tecpetrol y Pluspetrol.

Noviembre fue el mes que tuvo más actividad durante el 2020.

En tanto que Vista Oil&Gas es la única empresa que está trabajando en la realización de etapas de fractura exclusivamente destinadas a la producción de petróleo en su bloque Bajada del Palo Oeste.

De esta forma, el 2020 dejó un total de 3226 etapas de fractura realizadas sobre Vaca Muerta, marcando una baja del 49,63% en relación con el año anterior cuando se habían alcanzada 6405 etapas de fractura.

De hecho, el nivel de punciones es tan bajo que se acerca más a las 3034 etapas de fractura que solo YPF realizó en Vaca Muerta en el 2019.

Las etapas de fractura son un parámetro de medición de la actividad en Vaca Muerta, ya que son el paso previo necesario para poner en producción los nuevos pozos. Pero además, en una formación no convencional en donde conviven pozos extra largo de más de 3800 metros de rama lateral con otros de apenas 1500 metros, las etapas de fractura son el común denominador para poder hacer un análisis de la evolución que permita sortear esas diferencias.

De momento de las cinco grandes empresas de servicios especiales que brinda estos servicios cuatro han vuelto a la actividad, siendo Baker Hughes la única que no retomó sus trabajos desde marzo, ya que la gigante norteamericana puso en venta gran parte de sus activos y avanzaba en la venta de su unidad de fractura a la firma Tenaris, del Grupo Techint.

La menor actividad de fractura en Vaca Muerta, que responde no solo a los meses en los que la actividad cayó dentro de la cuarentena obligatoria sino a la caída de la demanda de hidrocarburos y en especial de petróleo para los combustibles.

Y da cuenta de un freno en ritmo de conexión de nuevos pozos que impactará no solo en los actuales volúmenes de producción de crudo sino en especial en los por venir, a raíz del acelerado declino que tienen los pozos de la formación shale.


SUSCRIBITE AL NEWSLETTER ENERGÍAON
Todos los martes a las 8 con información de la industria energética.

Comentarios


Vaca Muerta tuvo una caída del 50% en las etapas de fractura durante el 2020