Vecinos de Mascardi piden al presidente la intervención de fuerzas federales

Denunciaron que a partir de la ocupación en Mascardi, hubo agresiones a funcionarios de Parques Nacionales, de la Comisión de Fomento y de la Policía de Río Negro, tomas de propiedades privadas vecinas, incendios en varias de ellas y saqueos, además de amenazas a pobladores, propietarios y turistas.





Uno de los incidentes denunciados en 2018. Foto: archivo

Uno de los incidentes denunciados en 2018. Foto: archivo

Un grupo de 20 vecinos de Villa Mascardi escribió una carta al presidente Alberto Fernández denunciando la situación que viven con la comunidad mapuche Lof Lafken Winkul Mapu, que ocupa un predio en esa zona desde 2017. Pidieron la intervención “a través de las fuerzas federales de seguridad para el desalojo de los intrusos y la posterior custodia efectiva del territorio de dominio público y privado de este ambiente natural en zona de frontera”.

En la carta, recordaron que la comunidad “tomó clandestinamente posesión de territorio del parque nacional Nahuel Huapi en Villa Mascardi (toma que prometen seguir expandiendo) resistiendo a mano armada el accionar de las fuerzas federales de seguridad, agrediéndolas a ellas y a los funcionarios de la Justicia Federal, Ministerio Publico Fiscal Federal y de la provincia de Río Negro en reiteradas oportunidades”.

Plantearon además que en ese lugar, “producen un importante daño ambiental y el bosque autóctono corre serios riesgos de daños mayores irreparables que el Estado Nacional está explícitamente obligado a prevenir”.

Tomaron el control de la ruta nacional 40 (ellos deciden cuándo está habilitada y cuándo se corta), expulsaron a la empresa contratada para el mantenimiento que requiere una ruta de montaña incendiando su equipamiento y tomando prisionero a su personal. Y tomaron control de la costa del lago Mascardi”, objetaron los vecinos.

Enumeraron que “agredieron en reiteradas oportunidades a funcionarios de Parques Nacionales, de la Comisión de Fomento y de la Policía de Río Negro, tomaron posesión clandestina de propiedades privadas vecinas (de particulares, de instituciones públicas y de la Iglesia Católica adquiridas legítimamente a Parques Nacionales), incendiaron varias de ellas, las desvalijaron y saquearon, amenazan a los pobladores, propietarios y turistas”.

Los vecinos recalcaron que actúan “siempre encapuchados y armados (al menos con fuego, piedras y palos que saben usar de modo muy dañino)”. La carta se difundió a pocos días de que la comunidad mapuche difundiera, a través de las redes sociales, la extensión del “control territorial sobre el territorio conocido como Hueche Ruka, del obispado católico de San Isidro” e instaron “a seguir recuperando territorio sin negociar ni transar”. Al día siguiente, se produjo un incendio en otra cabaña ubicada a 200 metros.


Comentarios


Vecinos de Mascardi piden al presidente la intervención de fuerzas federales