Vecinos instalaron una malla para que los residuos no lleguen al río Negro

Es para asegurar la protección en la base de las bocas de la planta de bombeo ubicada en el bulevard Ayacucho de Viedma.



Un grupo de Vecinos Autoconvocados por la sanidad del rio Negro colocaron una malla sobre el lecho del río Negro buscando contener los desperdicios que caen al río por un desagüe pluvial, cada vez que llueve.

Para asegurar la protección en la base de las bocas de la planta de bombeo ubicada en el bulevard Ayacucho, en el lugar denominado Barco Hundido, los impulsores de la iniciativa se valieron de alambre tejido.

A este tejido de metal se le adosaron dos voluminosos recipientes de plástico que habitualmente se lo utiliza en dispenser de agua mineralizada. En este caso funcionan como flotadores de la marea con el objeto de que la contención esté equilibrada con el nivel en bajada y subiente del río.

Los vecinos apelaron a esta alternativa cansados de juntar basura en las orillas, y que afectan la sanidad del curso, y para su instalación jugó un papel muy importante una joven nadadora de aguas frías quien se desplazó por ese sector de la planta ya que era necesario asegurar la improvisada defensa sobre el agua.

Según brindaron su testimonio a “Río Negro” esta actividad tiene carácter transitorio como un “paliativo” de carácter artesanal ante el temor de que algunos chaparrones envíen más residuos al río desde las calles de la ciudad.

Antes de echar manos a la obra – y para evitar inconvenientes legales- indagaron en la normativa vigente y encontraron que el procedimiento se justifica al basarse en el artículo N° 1.781 del Código Civil y Comercial nacional.

Ese punto estipula que existe gestión de negocios cuando una persona asume oficiosamente la gestión de un negocio ajeno por un motivo razonable, sin intención de hacer una liberalidad y sin estar autorizada ni obligada, convencional o legalmente.

También consideraron que esa tarea es temporaria hasta tanto el Departamento Provincial de Aguas (DPA) concluya la fabricación de rejas, mucho más reforzadas que el precario sistema instalado por el Municipio de Viedma.

Las rejas se emplazarán también en el sistema pluvial ubicado en el bulevard Ituizangó, ubicado en el trayecto hacia el puente Ferrocarretero.

El titular del DPA, Fernando Curetti, señaló que “en poco tiempo haremos entrega de ellas al Municipio para que ya puedan instalarlas y dar fin a la llegada de basura a través de los pluviales”, enfatizó.

Asimismo, destacó que “estamos trabajando firmemente en proteger y preservar el río Negro, ya sea de los desechos cloacales con la importante obra de cloacas que tenemos en marcha con vuelco cero; y ahora nos ocupamos de eliminar la llegada de residuos sólidos”.

En este sentido remarcó que “también necesitamos el compromiso de la comunidad que debe dejar de tirar basura en la calle, porque esto tarde o temprano llega al río. Creemos que si trabajamos juntos vamos a lograrlo”, finalizó.

Las acciones se dan en el marco de un relevamiento realizado en conjunto con la municipalidad, para tomar las dimensiones de las tareas a realizar.

En tanto desde la Dirección de Proyectos Hidráulicos del DPA, se realizó el proyecto, diseño y el detalle de los materiales necesarios, para la construcción y reposición de las rejas de las cámaras de carga, previas a las estaciones de bombeo.

Para esto, se realizó una contratación directa de la totalidad de materiales necesarios. Entre ellos, incluye materiales de perfilaría metálica, elementos consumibles y pinturas para protección de la corrosión.


Comentarios


Vecinos instalaron una malla para que los residuos no lleguen al río Negro