Vence el primer plazo de ingreso al blanqueo para construcción

El régimen vigente de exteriorización de activos fue aprobado en febrero. El sistema habilita a ingresar las tenencias con un depósito bancario y aplicar los fondos a un proyecto inmobiliario.

Desarrollo inmobiliario. Los fondos exteriorizados deben ser aplicados a un proyecto inmobiliario realizado antes del 31 de diciembre de 2022.

Hay dos datos fácticos que históricamente caracterizan la economía argentina. El primero, coyuntural, es que cada vez que se emerge de un ciclo recesivo, la construcción es de los primeros sectores en ponerse en marcha y generar empleo y reactivación. El segundo, estructural, es que los argentinos tienen millones de dólares fuera del sistema financiero, ya sea en cuentas del exterior, o bien guardados “bajo el colchón” dentro del país.
Con ambos datos sobre la mesa, la Cámara Argentina de la Construcción (CAC) impulsó a fines de 2020 la posibilidad de un mecanismo de exteriorización de activos con destino exclusivo en inversiones inmobiliarias. La iniciativa llegó al Congreso de la Nación, y finalmente se convirtió en ley a fines del mes de febrero.
La noticia esta semana, es que el próximo miércoles 9 de junio, vence el plazo para el primer tramo del blanqueo, que permite poner a la vista las tenencias no declaradas, abonando un impuesto del 10%. Pasada esa fecha, la posibilidad de ingresar al blanqueo seguirá vigente hasta el próximo 9 de julio, pero el impuesto extraordinario se eleva hasta el 20%.
A diferencia del blanqueo implementado en 2016, que permitía a los contribuyentes solo exteriorizar (declarar), esta vez el régimen establecido en la Ley 27.613, indica que el proceso incia cuando los fondos declarados son depositados en una cuenta bancaria especial denominada “Depósito Cancelación para la Construcción Argentina”. Tales fondos pueden mantenerse en la cuenta en dólares o pesos hasta el momento de su aplicación a un proyecto de inversión inmobiliaria. El plazo máximo para la aplicación de los fondos es el 31 de diciembre de 2022.
Un dato clave, es que al momento de aplicar los fondos, los contribuyentes pueden liquidar sus divisas en el mercado financiero, tomando como referencia la cotización Contado con Liquidación (CCL) o MEP.

Un dato clave, es que al momento de aplicar los fondos, los contribuyentes pueden liquidar sus divisas en el mercado financiero, tomando como referencia la cotización Contado con Liquidación (CCL) o MEP.


Otro elemento no menor es el referido al rol de las provincias. La adhesión al régimen de blanqueo de parte de cada uno de los distritos es esencial, dado que uno de los temores al poner a la vista las tenencias no declaradas, es que las jurisdicciones provinciales puedan reclamar el retroactivo por los ingresos brutos no abonados en tiempo y forma. Hasta el momento 18 de las 24 provincias, incluídas Río Negro y Neuquén, han establecido su adhesión.
Los especialistas señalan tres características que diferencian el sistema estipulado en la Ley 27.613 de los blanqueos habituales. La primera es el destino específico establecido para los fondos exteriorizados, lo que los canaliza directamente a una actividad productiva de rápida reacción como la construcción. El impacto en términos de puestos de trabajo y de encadenamientos productivos, es significativamente mayor al de una simple declaración de fondos con fines impositivos.
La segunda es el caracter federal de tal aplicación de fondos. Los proyectos inmobiliarios en los cuales pueden aplicarse los fondos, pueden estar ubicados en cualquier provincia del país, lo que significa a su vez un derrame de recursos sobre las economías regionales y las arcas de las provincias.
La tercera es que la construcción es una actividad que no demanda gran cantidad de divisas, en tanto el grueso de los insumos necesarios para la actividad, son fabricados en el país. Ello implica que el blanqueo genera el ingreso de las divisas al país, y una vez que esas divisas quedan dentro del sistema financiero argentino, necesariamente deben ser cambiadas a pesos para el impulso de los distintos proyectos a los cuales se aplicarán.

Construcción. De los primeros sectores en reactivarse a la salida de una recesión.


Los empresarios nucleados en la CAC se aventuraban a principios de 2021 a pronosticar que el blanqueo podía significar una inyección de u$s 5.000 millones en todo el año. En el gobierno en cambio, se sentirían muy satisfechos si el régimen permitiera obtener un impulso de u$s 2.000 millones.
En el afan por alcanzar un mayor impulso a la actividad, desde distintos sectores ligados a la construcción y al mercado inmobiliario, se insiste en la necesidad de una prórroga a los vencimientos que operan esta semana y en la segunda semana de julio. No obstante, dicha prórroga requiere de un trámite legislativo que difícilmente pueda concretarse antes del 9 de julio. A la vez, tiene lógica de equidad tributaria el hecho de que un régimen de blanqueo sea excepcional, y con plazos acotados, evitando que el mismo se convierta en un virtual “premio a la evasión”.
Es por tal motivo que la atención a los vencimientos que operan en los próximos días, luce crucial para quienes tengan la intención de exteriorizar sus tenencias y canalizar las mismas a una actividad productiva, ingresando en blanco a un sector dinámico como el mercado inmobiliario.

Datos

10/6
Hasta esa fecha el impuesto extraordinario a pagar es del 10%. Si se ingresa hasta el 9/7, se paga el 20%.
31/12/22
La fecha límite para la aplicación de los fondos a un proyecto inmobiliario.

SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Vence el primer plazo de ingreso al blanqueo para construcción