Vida digna



ERFURT (Alemania) (DPA).- Los costos de servicios de prostitutas a domicilio para un discapacitado no pueden ser sufragados por las arcas estatales, resolvió un tribunal regional alemán. Los jueces de Turingia negaron a un discapacitado beneficiario de un subsidio social la financiación estatal de la visita de prostitutas. Los magistrados recordaron que los subsidios sociales tienen por fin posibilitar una vida digna a quienes los reciben. "Pero una vida digna también es posible sin los ansiados contactos sexuales", consideraron.


Comentarios


Vida digna