Vidal salió al cruce de las críticas y defendió la ayuda de Nación

Aseguró que el desembolso “no afecta un peso de los fondos que les corresponden” al resto de las provincias.

La gobernadora María Eugenia Vidal salió hoy al cruce de las críticas de la oposición por la transferencia extraordinaria que recibirá Buenos Aires por parte de la Nación para enmendar el atraso del Fondo del Conurbano, mientras que en la Casa Rosada destacan que por el aumento en la recaudación del IVA, se coparticiparán 3.500 millones de pesos más de lo previsto a todas las provincias.

La mandataria bonaerense señaló que la transferencia de 15.000 millones de pesos “no afecta un peso de los fondos que les corresponden” al resto de las provincias, y lo justificó en que Buenos Aires “sufre una desigualdad desde hace muchísimos años, recibiendo la mitad de lo que aporta” en materia de coparticipación federal.

En declaraciones que formuló tras compartir un acto en la Ciudad con el jefe de Gobierno,Horacio Rodríguez Larreta, Vidal sostuvo que los fondos extras -que contemplan 10 mil millones de pesos por condonación de deuda- “son para cubrir salarios y aguinaldos de diciembre de 2015 que tanto la provincia como los municipios de la provincia, de todos los colores políticos, requieren para afrontar aumentos salariales que no se podían pagar”.

Ante las críticas de algunos gobernadores y referentes opositores por la asistencia del Presidente a Vidal, desde la Casa Rosada destacaron un dato que favorece a todos los gobernadores: tras la cancelación del beneficio de devolución del 4,19% del IVA a los usuarios que compraran con tarjeta de débito, se incrementará la recaudación por ese tributo, lo que mejorará la coparticipación.

Según confirmaron a Télam fuentes del Palacio de Hacienda, al ahorrarse la devolución del 4,19%, la recaudación se incrementará -según se estima- 7.000 millones de pesos en 2017, lo que implica que unos 3.500 millones extras serán distribuidos según los coeficientes de coparticipación -recursos frescos que no estuvieron contemplados en la negociación de diciembre pasado cuando se debatió Ganancias-.

La transferencia directa extraordinaria decidida por el presidente Macri se conoció a mediados de semana, aunque según pudo constatar Télam con fuentes oficiales, fue oficializada el 27 de diciembre, y fue una de las últimas resoluciones adoptadas por el ex ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay.

Aquel día, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, la gobernadora Vidal y el propio Prat-Gay firmaron un convenio bilateral entre Nación y Provincias, que no se hizo en acto público ni fue informado oficialmente.

En ese documento se acordó condonar tres transferencias como anticipo financiero que había recibido la gestión de Daniel Scioli en 2015 por un valor de 10 mil millones, y se establecía el pago de una sola vez de 15 mil millones de pesos, con motivo del atraso de la cuota que recibe la Provincia por el Fondo del Conurbano.

A pesar de que los primeros trascendidos periodísticos indicaban que la transferencia iba a realizarse a través de un decreto con el correr de enero, fuentes oficiales confirmaron a Télam que se efectuó antes de fin de año “y con fondos del Tesoro Nacional recaudados en 2016, no tiene nada que ver con 2017”, remarcaron, para evitar conflictos con las provincias.

Luego de conocerse la noticia, los gobernadores Mario Das Neves (Chubut) y Alberto Weretilneck (Río Negro), expresaron sus críticas por la asistencia extraordinaria a Vidal, así como el ex gobernador Antonio Bonfatti y el jefe del bloque de senadores del PJ, Miguel Angel Pichetto, un grupo al que se sumó ayer la gobernadora Alicia Kirchner (Santa Cruz).

Pero también al interior de la provincia de Buenos Aires surgieron críticas opositoras: los jefes de los bloques massista y del GEN en la Cámara baja bonaerense, Jorge Sarghini y Marcelo Díaz, reclamaron hoy en un comunicado conjunto “discutir en qué y cómo se van a gastar los nuevos fondos”.

“Es imprescindible saber si la Provincia cuenta con 25 mil millones más, o si sólo estamos ante un anuncio marketinero de poca consistencia, de un hecho viejo con ropas nuevas; si esta suma forma parte del aporte del tesoro nacional que ya estaba previsto en el presupuesto 2017, no existiría reparación efectiva alguna sino que estaríamos frente al aporte de una suma que ya ha sido prevista”, expresaron los diputados Sarghini y Díaz.

Según los cálculos que esgrime Interior, Buenos Aires es la provincia que menos recibe proporcionalmente por el Fondo del Conurbano: para 2017, según el presupuesto aprobado por el Congreso, percibirá el 1,2% del total, por debajo por primera vez que Tierra del Fuego (que recibirá 1,5% del total que se coparticipa).

El Fondo del Conurbano se volvió muy poco favorable a Buenos Aires debido a la desactualización que genera la inflación, ya que en 1997 el entonces presidente Carlos Menem decidió ponerle a esa erogación un techo fijo -en medio de su disputa interna con Eduardo Duhalde-.

Así fue cómo el distrito más grande del país recibe 650 millones de pesos, sea cual sea la recaudación (cuatro veces menos per cápita que el resto de las provincias).


Comentarios


Vidal salió al cruce de las críticas y defendió la ayuda de Nación