Viedma: más tarjetas y refuerzos para atender urgencia alimentaria

El municipio lanzará su propia tarjeta para cubrir a aquellas personas que queden por afuera del programa nacional. También habrá bonos de las mutuales para atender las urgencias alimentarias.



´Con la tarjeta del municipio, se apunta a que las familias puedan recuperar autonomía en la compra de alimentos. Foto: Marcelo Ochoa

´Con la tarjeta del municipio, se apunta a que las familias puedan recuperar autonomía en la compra de alimentos. Foto: Marcelo Ochoa

El municipio capitalino acelera el proyecto para implementar un programa alimentario propio con tarjeta. Aspiran a beneficiar al medio millar de personas que no encuadran en el programa nacional, ante el impacto inflacionario que golpea a los bolsillos.

Un alto porcentaje de empleados públicos nucleados en UPCN también recurrirían a otras alternativas, a raíz de la pérdida del poder adquisitivo.

El secretario de Desarrollo de la comuna, Mario Sánchez, adelantó a Río Negro que se espera el lanzamiento de la tarjeta nacional, previsto para el 15 de marzo, tras lo cual el municipio tendrá un “sistema complementario”.
Se llamará Programa Alimentario Viedma (Proa), con un valor de tarjeta de 3.000 pesos.

Las tarjetas alimentarias en números

500
Las tarjetas alimentarias propias que lanzará el municipio de Viedma.
$ 3.000
El valor para gastos en alimentos que tendrá el Programa Alimentario Viedma.

La iniciativa ya fue aprobada por el intendente Pesatti y se llamará a licitación para la provisión de plásticos.

Sánchez apuntó que la idea es extender el apoyo municipal una vez que se conozca a quienes quedan fuera de las coberturas nacional y provincial. Además, se atenderá aquellos casos que en forma adicional “requieren de otro esfuerzo”.

En la actualidad, el municipio mantiene la entrega de módulos alimentarios heredados de la administración de Cambiemos, y que incluyen alimentos no perecederos por valor de $ 1.000. La distribución de cajas llega al numero de 400.

¿Adiós al módulo?

En opinión del secretario, se deben cambiar varios aspectos de la ayuda alimentaria a familias empobrecidas de esta capital. “Nosotros –consideró- queremos salir del esquema de módulo por varias razones”.

Con estas modificaciones, la nueva administración buscará evitar las filas de beneficiarios en las oficinas municipales, para que con la tarjeta puedan incorporarse alimentos para celíacos o diabéticos ya que la caja hoy contiene arroz o fideos comunes, y que las familias puedan recuperar la autonomía sin intermediaciones.

Sánchez destacó que al volcarse la nueva masa de dinero por esta vía “se producirá un impacto en la reactivación del consumo, con lo cual habrá que aprovechar para incluir a productores locales y desarrollar circuitos alternativos de comercialización junto a las grandes cadenas”.

Por otra parte, hasta El Galpón, la consejería que funciona en el Hospital Zatti para la prevención del VIH, está haciendo a una treintena de pacientes con verduras y frutas como un refuerzo alimentario ante la falta de recursos para su adquisición, y tomando en cuenta la medicación que reciben en forma habitual.


Gremios asisten a sus afiliados para que “lleguen”


Algunos gremios están acompañando a sus afiliados en virtud de que el dinero no alcanza. “Nosotros estamos manteniendo también la paz social”, advirtió el secretario general de la Unión Personal Civil de la Nación (UPCN), Juan Carlos Scalesi.

El aporte se traduce en órdenes de compra para alimentos que benefician a 10.000 personas.

Esos bonos tienen una base de 3.000 pesos hasta el tope de lo que permite el sueldo del agente estatal, incluyendo desde los productos de la canasta básica hasta indumentaria y calzado.

A su vez, la entidad sindical otorgó asistencia crediticia a sus afiliados por 350.409.280 pesos.

Sólo Viedma recibió un aporte de más de 132 millones.


Comentarios


Viedma: más tarjetas y refuerzos para atender urgencia alimentaria