Volvió el «Burrito» y el «Principito» dijo no

Reapareció Ortega, pero Simeone apenas lo saludó. José Sosa prefiere seguir en el Bayern.





Ariel Ortega se presentó a entrenar en el predio que el club «Millonario» posee en Ezeiza, tras el faltazo del jueves, según explicó, por «problemas personales».

Si bien se cree que el atacante jujeño, ídolo de los hinchas, sufrió una nueva recaída en su problema personal, aún no hubo una versión oficial.

Sin embargo, pudo saberse que Diego Simeone se habría molestado bastante con esta situación y, de hecho, no lo atendió cuando el delantero le pidió charlar a solas.

«No pude ir. Fueron cosas personales y está todo aclarado. Y si tengo que hablar con Simeone lo haré, pero no hay mucho de qué hablar», fueron las palabras de Ortega el mismo día del «ausente».

Esta situación fue la piedra en el camino en la «semana del campeonato» y hay rumores de una posible reunión entre el «Cholo» y José María Aguilar para tratar el tema.

El «Burrito» es un intocable para el presidente de River. ¿Se animará a respaldar al director técnico, si éste decide no tenerlo en cuenta para la próxima temporada? Se viene una cumbre «caliente».

Mientras tanto, ayer se cayó uno de los posibles refuerzos: José Sosa, el ex volante de Estudiantes, clave en la conquista del 2006, cuando el «Pincha» le arrebató la corona a Boca.

«La verdad nunca lo pensé como opción. El técnico (Jürgen Klinsmann) me prometió más participación en la temporada que se viene y tengo mucha ilusión de seguir progresando en el Bayern», dijo el «Principito».

Cuando le consultaron si había hablado con Simeone, Sosa fue claro: «La verdad que no. Por eso me sorprendí cuando escuché el rumor. Es mi primer año en Europa y nunca lo pensé como opción».


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Volvió el «Burrito» y el «Principito» dijo no