Mirá qué lindo es el pueblo de la Patagonia elegido entre los mejores destinos del mundo

La influyente revista Time seleccionó a El Chaltén (Santa Cruz) como uno de los 50 lugares que recomienda conocer. El viaje de Eugenia a este paraíso de la Patagonia deja claro por qué. Seguro que te va a dar ganas de ir...





La prestigiosa revista Time eligió dos destinos de la Argentina entre los 50 más lindos del mundo. Uno es Salta, al norte del país. El otro es bien al sur, en la sorprendente Patagonia: es El Chaltén en Santa Cruz, que vamos a recorrer ahora de la mano de un viaje de otoño de Eugenia Llanez, de 44 años, que comparte aquí su relato y sus imágenes.

Eugenia es de Villa María (Córdoba) y vive desde el 2005 en Buenos Aires. De profesión ingeniera y de naturaleza artista, pinta retratos y a través de los viajes descubrió su pasión por la fotografía. Para ella la montaña es su destino favorito, llena de magia y misterio.

Eugenia Llanez en los senderos de El Chaltén.

«¿Por qué elegí El Chaltén? Porque es un lugar que me faltaba recorrer de la tan hermosa Patagonia, y me hablaron maravillas del lugar, además la llaman la capital del trekking, era perfecto! Armé una lista de senderos que me fueron recomendando, de acuerdo a los días que fui, en total fueron 5. Los senderos están marcados de forma impecable, todo para hacerlo autoguiados.

El primer día que llegué, ya el camino del aeropuerto de El Calafate al pueblo fue hermoso, cuando estaba a pocos kms de ingresar al pueblo, enfrente… el Fitz Roy imponente dándome la bienvenida, y ahí tuve la certeza que es un lugar que jamás olvidaré. Subiendo al alojamiento, el pueblito se veía como sacado de una película. Simple, colorido rodeado de montaña y esa energía tan especial que transmite la gente y el paisaje del lugar.

Escala en El Calafate. Un día para disfrutar del glaciar Perito Moreno. Foto: Eugenia Llanez.

Nace el otoño en Patagonia. Fui a fines de abril por casualidad, y en mi opinión es la época más hermosa por el paisaje particular donde todo se tiñe de esa tonalidad de colores naranjas, rojos y amarillos que contrastan con el azul brillante del cielo.

Para mí cada paisaje que se me presentaba era un cuadro, una pintura al óleo que me regalaba la naturaleza. Emociona enormemente el paisaje como pocos en el mundo. El clima en general es muy bueno en ese mes, solo me toco un día de lluvia y otro nublado con nubes bajas que no me permitió hacer el sendero Loma de Pliegue Tumbado. En cierta forma agradezco haya pasado para tener una excusa para volver. Ahora sí!, les cuento mis trayectos.


Laguna de los Tres y el Fitz Roy.


Este sendero es de dificultad media, 25 km totales ida y vuelta, y el km final es empinado. Recomiendo usar bastones, en esos últimos son de mucha ayuda. Como la mayoría de los senderos, inician en el mismo pueblo. Arranqué 8 am, inicié temprano para estar a la vuelta a más tardar 5 ó 6 pm en esta época del año porque oscurece y así evito me agarre la noche. Cruce bosques, arroyos, mientras voy charlando con personas que me cruzo en el camino y luego perdés en el mismo camino. Nos llevamos las anécdotas de la vida, los comentarios del paisaje y continuamos cada uno a su ritmo.

Laguna de los Tres y el Fitz Roy. Foto: Eugenia Llanez.

Uno de los momentos más lindos es cuando llego a la cima, me siento a descansar, disfruto de semejante obra de arte de la naturaleza mientras abro la mochila para buscar mí ese sándwich tan deseado que se convierte en ese instante en el mejor almuerzo de mi vida. Amo hacer eso, cuando llego a un lugar después de una larga caminata. La naturaleza y yo, nadie más, ese momento de conexión cuando sentís que sos parte de ese TODO maravilloso y te das cuenta que sos también partícipe de ese milagro de la vida.

A la vuelta en la bifurcación me pase de largo y en vez de agarrar elcamino a la laguna Capri, agarré el otro camino del bosque. Sugiero pasar por la Laguna y aprovechar el recorrido de regreso al pueblo.


Rumbo a laguna Torre


Este sendero es de dificultad media, son 19 kms de ida y vuelta, el camino de este sendero es de película, el paisaje otoñal con el contraste de árboles con tonos plateados secos por el viento patagónico.

Rumbo a laguna Torre. Foto: Eugenia Llanez.

En el medio pasé por un bosque frondoso, húmedo de ese color verde intenso, el ambiente me envolvía con el olor de pino fresco. Apenas inicié me dio la bienvenida en el mismo ingreso un arcoíris, el cielo oscuro y la pastura de color amarillo, otra pintura.

Colores increíbles. Foto: Eugenia Llanez.

También me crucé con un grupo de chicas que venían de General Pico, y todo el trayecto en fila íbamos contándonos nuestras anécdotas de viajes por el mundo, otro condimento de la magia de los senderos, conocer personas y compartir experiencias, risas y el disfrute del camino.

A mitad del trayecto aparecen las rocas, muchas, hasta que llego a la cima donde veo la laguna y pedacitos de deshielo flotando, y en el medio, la vista del cerro Torre rodeado de pompones de nubes blancas.

Laguna Torre. Foto: Eugenia Llanez.

Me tocó un día de mucho viento arriba, intenté ir a otro mirador a 1 km arriba, pero tenía que pasar por precipicio, y quede a la mitad de camino donde era tan fuerte el viento que tuve que echarme cuerpo a tierra y esperar a que haya un respiro y ahí decidí volver.

Foto: Eugenia Llanez.

El paisaje allí era más que suficiente y hermoso para seguir la aventura por un mirador más. Es que una se entusiasma! En esos lugares hay algo que te impulsa pero es bueno saber parar a tiempo cuando las condiciones no son favorables, le tengo mucho respeto a la montaña, y al viento patagónico sobre todo!


Lago del Desierto y glaciar Huemul.


Un sendero fácil. Este día toco un poco llovizna, y me recomendaron que es ideal para hacer este sendero. Pasé por un bosque que es bellísimo!, realmente hermoso, el que hay que atravesar para llegar a la vista del glaciar Huemul. Al ser un día húmedo el bosque era encantador, miro hacia arriba y un sinfín de árboles y en alrededores los arroyos, y el verde luminoso que resalta sobre el día gris, era perfecto.

Lago del Desierto y glaciar Huemul. Foto: Eugenia Llanez.

Es un sendero fácil, dolo 4 km para llegar al mirador, y unos metros antes un arroyo que atraviesa las montañas me invitó a quedarme un rato ahí. Después al bajar crucé un puentecito, atravesé otro bosque y llegué a una playita bellísima para tirarme descansar y contemplar el lago del desierto.


Sendero de Loma del Pliegue Tumbado


El ultimo día mi idea era hacer otro sendero de los más recomendados y también exigente, el de Loma del Pliegue Tumbado, pero el clima no era bueno, cuando hay nubes bajas hay senderos que no vale la pena hacer el esfuerzo ya que las nubes tapan todo el paisaje sumado a los fuertes vientos puede convertir un día de disfrute en un dolor de cabeza. Mejor estar preparados para ser flexibles y buscar alternativas.

Una hermosa cascada escondida. Foto: Eugenia Llanez.

Por eso hice estos dos senderos, el primero de dificultad fácil, solo 5 km de llano prácticamente, llegué a una cascada bellísima escondida. Después como me quedó energía y tiempo, fui al sendero de Laguna Capri ya que me lo pasé de largo días anteriores!. La laguna es ideal para quedarse en la playita un buen rato y merendar o almorzar allí.

De El Chaltén me llevo los increíbles paisajes, la energía de la montaña y de la gente del pueblo, las personas, charlas, risas anécdotas durante los trayectos, y la sensación indescriptible al llegar a cada destino, que se presenta como un regalo por la larga caminata por la montaña. Espero haberlos contagiado un poco para que viajen, se desafíen, disfruten y conecten a través de la naturaleza con otras partes de su persona.


Consejos para ir a El Chaltén


Época del año para ir:

· Desde octubre a abril, después de semana santa cierra prácticamente todo en el pueblo por el clima del invierno que imposibilita los accesos y senderos.

Qué llevar:

· Ropa cómoda, funcional de montaña, y en capas: remeras mangas cortas y mangas largas, una campera impermeable y una de abrigo liviana tipo pluma. Gorro de lana, guantes, zapatillas tipo trail impermeables y/o botas de trekking y una mochila.

· Bastones: los usé en casi todos los senderos son muy útiles!. No es necesario comprar ya que en la mayoría de los alojamientos los prestan de cortesía, así que antes de comprar es mejor consultar al lugar. Si vas a acampar, si tendrás que llevarlo o alquilar allá.

Sobre el trekking:

· Si bien hay diferentes grado de dificultad para cada uno, los más hermosos son los de dificultad media, por eso para recorrer los senderos, es necesario estar en estado saludable. Si una rutina de ejercicio para tu cuerpo y mente no es parte de tu vida, qué mejor oportunidad para comenzar y ponerte este objetivo, no te parece? Vale realmente la pena!. Este sitio brinda información completa que me ayudó mucho: https://www.elchalten.com/

Una maravilla llamada El Chaltén. Foto: Eugenia Llanez.

· Es bueno prever día/s adicionales por si necesitas recuperarte, o por mal clima. Los senderos en su mayoría duran todo el día, entre 6 y 8 horas, y requieren de cierto esfuerzo físico.

· Chequear el clima la noche anterior hora por hora de acuerdo al sendero que vas a hacer. Este sitio es el más certero para eso: https://www.windguru.cz/

· Los senderos son auto-guiados, están marcados muy bien y son concurridos por muchos visitantes, en mi opinión no es necesario contratar guías.

Alojamiento:

· Me alojé en un apart tipo monoambiente a 5 cuadras del centro, de la parte nueva y más alta del pueblo. Se llama Aguila Mora. Todo equipado, y una hermosa vista a la montaña. Me manejé caminando por el pueblo, la realidad que es chico y todo queda cerca. La mayoría de los hospedajes están bien ubicados.

· También si preferís acampar y hay campings dentro de los senderos y parque nacional súper organizados, por ejemplo el del Lago de los Tres, está al final del tramo, y podés levantarte temprano e ir a ver el amanecer en el mirador. Allí te esperará el Fitz Roy teñido de tonos naranja, imagínate desayunar ahí…

Dónde comer:

· Maffia es mi restaurante preferido, tiene un amplio menú de platos. Recomiendo las pastas, son preparadas en el momento y están increíbles. También tienen gran variedad de vinos. Eso sí, hay que reservar un día antes porque es chico y siempre está lleno. El personal es súper amable.

· La Tapera: este restaurante es de calidad excelente, un amplio menú típico de la zona. La ambientación es tradicional, con ese toque especial patagónico.

· La Waffleria: volver de los senderos y pasar por este lugar para tomar un chocolate caliente con un waffle es realmente como que te reciban con un premio. Imperdible pasar por este lugar.

Para distender un poco, algunos bares:

· Bourbon Smokehouse, lindo bar para escuchar música mientras tomás una bebida. Tienen gran variedad de cerveza y tragos.

· También recomiendo el bar del Hostel Rancho Grande y Cervecería El Chaltén

– La mayoría de estos lugares se encuentran en la avenida principal San Martin, podés pasear y encontrar muchos lugares para descubrir también por tu cuenta.

– Por último tené en cuenta que no habrá señal para celular, solo podrás tener wifi en el alojamiento y en la mayoría de los restaurantes, no en todos. Realmente vas a conectar con la naturaleza!.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Mirá qué lindo es el pueblo de la Patagonia elegido entre los mejores destinos del mundo