El pueblo Patagónico custodiado por un dragón, muy cerca del campo de tulipanes

Fue elegido por la Organización Mundial del Turismo (OMT): es cabecera de la inmigración galesa a la Argentina en el siglo XIX y está rodeado de maravillas naturales.

La localidad chubutense de Trevelin (en galés, “pueblo del molino”) por estos días recibe a los turistas con su Campo de Tulipanes, ubicado junto a la Ruta 259, al pie de la Cordillera de los Andes y con un dragón, una estructura de más de 4,5 metros de envergadura que desde lo más alto de la Plaza Coronel Fontana lanza fuego dos veces al día.

El año pasado, la Organización Mundial de Turismo (OMT) en pleno festejo de la obtención de la Copa del Mundo de Qatar 2022, anunció que “Trevelin fue seleccionado entre los pueblos más lindos del mundo”, y no es para menos.

Campo de tulipanes característico de Holanda. Los Países Bajos habilitarán 100 nuevos cupos de las visas Working Holiday para jóvenes argentinos.

Ubicado al pie de la Cordillera de los Andes, recibe cada año, sobre todo en estos días, la visita de turistas atraídos por los colores del Campo de Tulipanes que son cultivados allí hace más de 26 años. Los millones de bulbos de tulipanes que florecen crean una postal con el Gorsedd Y Cwmwl, el cerro más emblemático de la zona. Si bien la producción lleva décadas, las visitas turísticas se realizan desde hace seis temporadas.


Qué hacer en Trevelin, uno de los pueblos más lindos del mundo


El Campo de Tulipanes se ubica junto a la Ruta 259 que une Trevelin con el paso internacional a Chile, un camino lleno de atractivos imperdibles para el visitante, como el área natural protegida Cascadas de Nant y Fall, que propone caminatas de baja dificultad que permiten apreciar saltos de hasta 46 metros de altura.

El área natural protegida Cascadas de Nant y Fall, que propone caminatas de baja dificultad que permiten apreciar saltos de hasta 46 metros de altura.

Pegado al Campo de Tulipanes se encuentra el viñedo y bodega Viñas del Nant y Fall, un establecimiento agroturístico en el que no solo se pueden recorrer la plantación sino también degustar vinos de altísima calidad, pasar el día en el camping junto al arroyo o disfrutar de los sabores patagónicos en su comedor.

Otro punto interesante es el Molino Nant Fach, junto a Casa Yagüe, que es una réplica de los muchos molinos harineros que poblaron este valle desde que se instalaron los pioneros galeses hasta la década de 1940.

Por otra parte, Trevelin está a 20 kilómetros de el Parque Nacional los Alerces y es su puerta de ingreso. Declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad es destacado por sus bosques de alerces, flora y fauna con presencia de huemules, icono de Parque nacional los Alerces, como también la calidad de sus aguas cristalinas, que conforman la gran cuenca Futaleufú.

Todas estas atracciones naturales generan postales hermosas que, en tiempos de redes sociales, son sumamente instagrameables, como el dragón que, dos veces por noche, lanza fuego por su boca en la plaza Coronel Fontana.

Se trata de un esqueleto de hierro revestido en chapa que pesa apenas 150 kilos, y en sus entrañas lleva un dispositivo desarrollado por el Ingeniero Nicolás Cavalletti que todos los días, a las 20 y a las 22, ilumina desde el domingo 26 de septiembre el cielo de Trevelin con una gran llamarada.

Los lodges de pesca, la cercanía con el Río Grande o Futaleufú, la estación de piscicultura Arroyo Baggilt; el área natural protegida Lago Baggilt, el sendero Mirador del Paraíso y las cabalgatas Apus, además de alojamientos y establecimientos de agroturismo, completan un menú formidable en una ruta para disfrutar Trevelin.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios