Woody Allen le devolvió los favores a Cannes

Pese a que no le gustan los festivales, Woody Allen fue por primera vez al de Cannes para presentar personalmente su filme "Hollywood Ending" y declara su amor por Francia.



CANNES, (ANSA).- Vestido con una impecable camisa a rayas blancas y azules y un traje color avellana claro, Woody Allen afrontó por primera vez una conferencia de prensa en el festival de Cannes para presentar el filme inaugural de la 55 edición, “Hollywood Ending”.

Acompañado de sus actores y su productora, Allen fue el mimado de la prensa internacional que le hizo preguntas con el respeto que merece uno de los más grandes cineastas actuales.

“Por el momento estoy tratando de dominar mi pánico -declaró Allen que al principio no levantaba los ojos de la mesa hasta que al cobrar cada vez más confianza lograba levantar la cabeza y hasta sonreír y decir algunos de sus chistes- me dijeron que la alfombra roja y las escaleras son un infierno en Cannes pero hasta ahora lo estoy pasando bien”.

El director resta importancia al hecho de que por primera vez en su vida ha asistido en el mismo año a dos eventos internacionales importantes: la entrega de los Oscars y Cannes.

“Pero de aquí me vuelvo a casa y no me van a ver más” afirma.

“Es una coincidencia: en Los Angeles habían previsto un homenaje a la Nueva York del cine y yo no podía decir que no. Con respecto a mi filme, cuando lo estaba rodando ya pensé que iba a ir bien para Cannes por todas las referencias al público y la crítica franceses y al mismo tiempo me dije que era hora de devolver un favor a un festival que ha hecho tanto por mí y mi carrera”.

Allen confiesa que “como soy el primero que escucha mis chistes cuando salen de mi subconsciente, muchas veces me río y también me río cuando monto las escenas e incluso durante el rodaje”.

En cuanto a sus actores, dice que no hay misterios. “Lo importante es elegirlos. Como son muy buenos actores -lo son antes de que trabajen conmigo y lo serán después- trato de darles el menor número de indicaciones posibles. A veces ni les hablo ni les explico nada. Y después la gente dice que aunque mis películas a veces no son muy buenas, la interpretación es siempre excelente y piensan que soy un gran director de actores”.

“El cine no es una ciencia exacta -agregó- y haber hecho muchas películas no ayuda mucho, porque cada una es diferente, pero tampoco estorba”.


Comentarios


Woody Allen le devolvió los favores a Cannes