¿Y si les preparamos unos “caprichos” deshidratados a nuestra mascota?

Un libro más que recomendado, "El arte de deshidratar", de Michelle Keogh. Deshidratados para toda la familia, incluidas las mascotas por supuesto.



La deshidratación es una de las formas más apetecibles y prácticas de conservar los alimentos y cuidar de nuestra dieta y salud. El procedimiento es sencillo: basta con retirarles el agua mediante la aplicación de calor moderado y una corriente de aire, conservando así sus propiedades nutricionales al completo.

De esto trata “El arte de deshidratar. Sacá el mejor partido de tu deshidratador de alimentos”, de Michelle Keogh, de Gaia Ediciones, que además incorpora recetas para preparar exquisiteces para compartir en casa y con amigos. Y también con la mascota. Es que hay un capítulo especial en este rubro que se llama “Caprichos para la mascota” que está buenísimo. “¿Por qué no sorprender a nuestras mascotas con un capricho deshidratado, como a todos los demas?”, plantea la autora.

Lonchas de hígado

Se puede utilizar el tipo de hígado de un pollo o un cordero, por ejemplo.

Para preparar el hígado: cortarlo en filetes de 5 mm y estos a su vez en trozos de 5 cms.

Colocar los trozos de hígado sobre las bandejas.Evitar juntarlos demasiado para que el aire pueda circular a su alrededor.

Deshidratarlo a 60°C entre 6 y 8 horas girando las bandejas unas cuantas veces durante el proceso de deshidratación hasta que el hígado esté totalmente seco. Guardarlo en un recipiente hermético a temperatura ambiente.

Saludable mezcla de semillas

Para pájaros o mascotas peludas chiquititas.

Ingredientes

1 cucharada sopera de gelatina en polvo

150 grs de harina

180 ml de agua

2 cucharadas soperas de miel

900 grs de mezcla de semillas para pájaros

Preparación

Poner la gelatina, la harina, el agua y la miel en un bowl grande y batir con energía para mezclarlos bien.

Incorporar las semillas y remover hasta que todas estén bien cubiertas con la mezcla de la gelatina.

Colocar unos cortapastas ligeramente engrasados sobre las bandejas del deshidratador cubiertas de láminas antiadherentes o de papel de horno y rellena cada uno con la mezcla de las semillas presionando bien el dorso de una cuchara. Evitar juntarlos demasiado para que el aire pueda cirulas a su alrededor.

Con un escarbadientes hacer un agujero en cada pasta de semillas y retirar con cuidado los cortapastas.

Deshidratar a 52° C entre 6 y 8 horas, girando las bandejas unas cuantas veces hasta que la pasta de semillas estén totalmente secas.

Enhebrar una cuerda en el agujero de cada pasta de semilla y hacer un nudo para colgarla. Guardar en un recipiente hermético a temperatura ambiente.

Lonchas de batata

Lavar las batatas y cortarlas a lo largo en rodajas de 5 mms.

Colocar las rodajas sobre las bandejas del deshidratar.

Deshidratar a 52° C entre 6 y 8 horas, girando las bandejas unas cuantas veces hasta que la pasta de semillas estén totalmente secas.

Lonchas de pollo

Cortar el muslo de pollo en tiras de 5 mms.

Colocar las tiras sobre las bandejas del deshidratador,

Deshidratar a 68° C entre 6 y 8 horas, girando las bandejas unas cuantas veces hasta que el pollo esté totalmente seco.


Comentarios


¿Y si les preparamos unos "caprichos" deshidratados a nuestra mascota?