Denunció dos veces a su expareja rugbier pero se instala en la vereda y la amenaza

“Me siguió hasta el trabajo y durante el trayecto me insultó a gritos. Otra vez me golpeó la cabeza contra la reja de casa”. Una mujer denunció a su expareja, pero este la sigue amenazando y no respeta la prohibición de acercamiento.  La víctima teme por su vida y la de su hijo de 14 años.



ROCA COMISARIA DE LA MUJER comisaria de la familia

“No para de acercarse a mi casa. Está todos los días afuera: mañana, tarde y noche. Este sujeto nos amenazó, juega al rugby y con mi hijo tenemos miedo por si nos mete una piña y nos mata”, relató angustiada una mujer joven de Roca. Ya denunció en dos ocasiones a su expareja por violencia de género y hoy teme por su vida. La última presentación la hizo el domingo pasado, en la Comisaría de la Familia.

El denunciado -que tiene una prohibición de acercamiento- juega al rugby y tiene 31 años. Río Negro pudo acceder a las denuncias y la víctima, de 35 años, explicó la situación que sufre desde hace meses.

En el último hecho, vio que su ex pareja la esperaba fuera de su casa. “Intenté salir para decirle que se vaya. Se levantó, estaba sentado en la vereda y vino hacia mi de forma violenta. Justo, y gracias a Dios, estaba el chico que cobra el estacionamiento. Le grité que por favor llamara a la policía y él se fue rápidamente”, contó.

G.V. dijo que la primera denuncia contra G. D. S. fue el 12 de septiembre de 2018. Mantuvo una relación de nueve meses con el acusado, de los cuales convivieron cuatro; pero tras varios hechos de violencia verbal y amenazas, cortó el vínculo. La mujer contó que le revisaba el celular, le rompía su computadora y también la insultaba.

Pese a que la relación ya se había terminado, indicó que G.D.S. se metió muchas veces en su casa sin permiso y la siguió acosando. La víctima relató a la policía que en octubre del año pasado volvió pidiéndole perdón.

“Me dijo que sus agresiones tenían que ver con el consumo de drogas y no lo hacía más”, detalló en la presentación policial en la Comisaría de la Familia.

Según señala G., tras el pedido de disculpas volvió a verse con su expareja, pero la situación de violencia no cambió y siguieron las agresiones.

“Tengo miedo de que me pase algo a mi o a mi hijo. Se mete con mujeres que están solas, que no tienen la fuerza para defenderse o devolverle un golpe”, expresó a este medio.

La segunda denuncia la hizo el domingo pasado y relató que el hombre la siguió hasta su trabajo y durante el trayecto la insultó a los gritos. También mencionó que fue a su casa y la agredió físicamente. “Me empezó a insultar de nuevo y me golpeó la cabeza contra la reja, me pisó el pie y me sacó la llave de mi casa. Me dijo que el dolor se me iba a pasar en un ratito”, contó.

En esa misma denuncia detalló que volvió a amenazarla. “Te cagaría tanto a piñas, pero no puedo porque tengo miedo que me escraches en Facebook. Como no te puedo cagar a piñas a vos, porque no me voy a arruinar la vida, cuando te vea con otro lo voy a cagar a piñas”, asegura que le dijo el sujeto.

Hoy, G. expuso su caso en las redes sociales.


Comentarios


Denunció dos veces a su expareja rugbier pero se instala en la vereda y la amenaza