Aguiar podría quedar detenido en las próximas horas

Sobre el secretario general de ATE y otras dos dirigentes gremiales pesa un pedido de captura. Pretendían que la jueza lo dejara en suspenso pero ayer lo ratificó.

18 oct 2016 - 00:00
Comparte esta noticia

El secretario general de ATE Río Negro, Rodolfo Aguiar, podría quedar detenido en las próximas horas ya que pesa sobre él un pedido de captura por rebeldía, al igual que sobre las dirigentes Dora Fernández y Rosa Ñanco. La orden fue emitida el martes pasado por la jueza de Instrucción Sonia Martín ya que los imputados no se presentaron a prestar declaración indagatoria por el ataque a la Comisaría 46, de Cordero, el 19 de mayo de 2016.

Ayer, y tras conocer que la jueza no había levantado la orden de captura, Aguiar denunció un “avasallamiento de derechos que transgrede todos los límites imaginables debido a la celeridad que no ocurre en otros casos. Eso muestra que la Justicia está cumpliendo órdenes del poder político”, manifestó.

Hoy, Aguiar tenía pautada una reunión con el intendente cipoleño Aníbal Tortoriello por el conflicto con los trabajadores del cementerio. Sin embargo, fuentes municipales adelantaron que la reunión podría ser reprogramada para maña por un viaje a Buenos Aires del dirigente gremial.

La posibilidad de que Aguiar quede detenido se manejó ayer por la mañana, cuando se presentó en el edificio judicial de la calle España. Según manifestó el dirigente de ATE, la semana pasada se enteró “por un tercero” que él y sus compañeras tenían un pedido de captura por las tres citaciones a las que no se habían presentado a declarar.

El viernes, explicó, la abogada que lo representa se comunicó con el prosecretario del juzgado 2 y “acordaron que el pedido de captura quedaba en suspenso” a cambio de que él se presentara el lunes para designar a su defensor.

Según dijo Aguiar ayer , una vez en Tribunales, la jueza (Martín) le manifestó que le debía tomar declaración indagatoria. El dirigente contestó que no podía porque no estaba preparado y porque además no tenía abogado defensor. “Me respondió que entonces no me levantaba la (orden) de captura. Me di vuelta salí caminado y me fui”, dijo.

El juzgado que lleva la causa por daño agravado emitió un comunicado en el que detalla las citaciones a las que no concurrieron los dirigentes. Según informaron, fueron notificados de las audiencias pero al no cumplir se tomó la decisión de emitir el pedido de captura por rebeldía “tal como lo dispone el Código de Procedimiento Penal”.

“Los dirigentes están imputados no por la protesta sindical sino por el ataque a la comisaría de Cordero, el 19 de mayo de 2016”,
explicó en un comunicado la jueza de Instrucción Penal 2, Sonia Martín.
Aguiar tenía prevista hoy una reunión con el intendente Tortoriello. Fuentes municipales dijeron que se posponía un día por un viaje del dirigente sindical.
Cipolletti
Últimas noticias de ésta sección