Buscan terminar con la excusa de negarse a la alcoholemia en Neuquén

Concejales proponen aplicar la máxima sanción que puede alcanzar los 142.000 pesos. Si un conductor no se somete al test se presume alcoholizado pero no se le retira el auto ni la licencia.

12 ago 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

La ordenanza de “alcohol cero” al volante en la ciudad de Neuquén cumplió un año de vigencia, y hay dos aspectos que los concejales consideran necesarios revisar: la sanción que perciben las personas que se niegan a realizar el test y el control para quienes conducen tras consumir drogas.

“Cuando el lunes nos pasan el reporte de lo que ocurre el fin de semana la estadística es siempre más o menos la misma: entre un 10 y un 15% de los controles que se realizan dan positivo. Eso no ha bajado. Luego lo que nos refiere el personal de la dirección de Tránsito municipal es que mucha gente se niega al control de alcoholemia porque en la ordenanza vigente, la que sancionamos por unanimidad el año pasado, a quien se niega a hacerse el control se le aplica la multa mínima que es de 3.200 pesos, y no le retienen el auto y no le sacan la licencia”, aseguró el concejal del Frente Neuquino, Fernando Schpoliansky, que pretende modificar la norma. Su proyecto contempla elevar la multa fijada en estos casos.

“Quienes se niegan a hacerse el control es porque se presume que están alcoholizados y entonces hay que aplicarle el máximo de la escala que empieza en 117.000 pesos y llega hasta 142.000. Vos con eso lo que evitas es que el que tomó diga: “no, no me hago el control y paga el mínimo.” Qué sepa que la sanción es la mayor”, explicó Schpoliansky.

El concejal señaló que aún resta la implementación del test para detectar drogas, previsto en la ordenanza. “Hoy se está haciendo sólo alcohol, deberían hacerse los controles por estupefacientes que todavía no se está haciendo porque todavía no hay un método efectivo y que no traiga complicaciones en términos jurídico-administrativos”, dijo.

El secretario de Movilidad Urbana de la municipalidad, Fabián García, afirmó que estaba de acuerdo con elevar las penalidades en los casos de negativa al test. “Nosotros ya lo habíamos visto y lo charlamos con algunos de los concejales, me parece bárbaro”, sostuvo. En cuanto a la evaluación manifestó que a un año ha bajado “la siniestralidad de alcoholizados un 10 o 12%.”

Agregó que están trabajando en avanzar con el control de drogas. “El tema de “droga cero” es un tema pendiente todavía. Estamos empezando. Ya conseguimos tener los reactivos, conseguimos una empresa que nos provee los reactivos, lo hemos adquirido y vamos a empezar a realizar controles con profesionales sobre todo, con conductores de micros, de taxis y remís”, indicó García.

“La droga cero es un tema pendiente. Ya conseguimos los reactivos y vamos a empezar con los controles a los profesionales”,
dijo Fabián García, secretario de Movilidad Urbana.
El costo de decir no
3.200
pesos es el monto de la multa que pagan quienes se niegan a hacer el test de alcoholemia en la actualidad.
Neuquén

TAGS.