Restringen el uso del agua para riego

Es por el bajo caudal que trae el río Curi Leuvú. Los productores divididos en dos grandes grupos se turnarán para irrigar sus tierras durante cinco días cada uno. La escasez también redujo a la mitad la capacidad de la planta potabilizadora.

13 ene 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

Productores de frutas, hortalizas y pasturas y funcionarios de la Municipalidad, acordaron ayer implementar un plan para aprovechar de manera racional la cada vez más escasa agua que trae el río Curi Leuvú, el principal abastecedor del sistema de riego y potabilización de Chos Malal.

Desde el municipio se informó que de común acuerdo se va a implementar a partir de hoy un sistema de turnos de riego que consiste en dividir en dos la extensión del canal Sur, el ducto que recorre la mayor parte del área productiva de Chos Malal en una distancia de seis kilómetros.

Fabián Fernández, a cargo del área Producción municipal explicó que durante cinco días seguidos regarán los productores cuyas superficies están ubicadas entre la mitad del canal y la zona Sur de Chos Malal y en un periodo de tiempo similar lo harán aquellos localizados entre la mitad del ducto y el sector norte.

Para el funcionario, la medida permitirá el uso solidario del recurso para riego y además anticipó que existe el compromiso del Concejo Deliberante de trabajar rápidamente en una norma legal que permita establecer una reglamentación sobre la utilización del agua para irrigar superficies donde se producen hortalizas, frutales, pasturas o se crían animales.

Otra medida adoptada después de que el intendente Víctor Hugo Gutiérrez declaró a fines del año pasado la emergencia hídrica en el ejido urbano, es la restricción del desplazamiento de agua en el canal Norte que solamente se permite hasta la laguna ubicada en el barrio Tiro Federal, sector desde donde el EPAS capta el líquido para potabilizar.

Esto implica que una buena parte de la extensión del canal Norte se encuentre sin agua dejando sin riego por acequias a barrios y el área centro de la ciudad, donde existe arbolado urbano y algunos habitantes aún cuentan con huertas familiares.

Además, ayer se anunció que en las próximas horas técnicos de Recursos Hídricos de la provincia recorrerán el río Curi Leuvú para detectar canales o desvíos del cauce que pudiesen estar siendo mal utilizados y que también contribuyen al escaso caudal que hoy se observa.

En relación al servicio de agua potable en la ciudad, desde el municipio se informó que debido a la extraordinaria sequía que se registra en la zona la planta potabilizadora del EPAS está produciendo agua al 50 % de su capacidad. Varios de los pozos filtrantes que abastecen la planta han bajado sensiblemente su caudal y de los 30 mil litros hora que producían por estos días apenas logran extraer 5 mil litros.

A fines del año pasado el intendente de la localidad del norte neuquino, Víctor Hugo Gutiérrez, declaró la emergencia hídrica para el ejido urbano.
Chos Malal