A 102 años del descubrimiento que cambió a Neuquén

El 29 de octubre de 1918 se registró la surgencia de lo que fue denominado como el Pozo N1. Marcó el inicio de los asentamientos de la comarca petrolera. Por el avance del coronavirus no se realizarán los tradicionales festejos. En Cutral Co se izará la bandera en el monumento a los trabajadores.




El 29 de octubre de 1918 se descubrió el petróleo en Neuquén.

El 29 de octubre de 1918 se descubrió el petróleo en Neuquén.

Un 29 de octubre de 1918, el equipo “Patria” logró a los 604 metros de profundidad extraer por primera vez petróleo. Ese hecho fue histórico y comenzó así la actividad hidrocarburífera en la provincia del Neuquén. El denominado pozo Uno, situado en Plaza Huincul cumple hoy 102 años, aunque en esta ocasión atravesado por la pandemia del coronavirus.

A diferencia de otros años, para este 2020 no están preparados grandes eventos para recordar la fecha atendiendo las condiciones sanitarias actuales. Sin embargo, se recordará a los pioneros que permitieron el nacimiento de una comunidad y el desarrollo de la economía que luego se trasladó al resto de la provincia.

El 29 de octubre de 1918 fue la jornada en la que tras las indicaciones del geólogo Juan Keidel, quien desde 1915 estaba instalado en la zona para encarar la búsqueda del petróleo, el equipo Fauck que guiaba el ingeniero Enrique Cánepa, con un grupo de hombres iniciaron la perforación.

La llegada a esta zona de los profesionales había sido aprobada por las autoridades de la Dirección General de Minas, Geología e Hidrología de la Nación Argentina.

De acuerdo a los estudios que había hecho Keidel, daban cuenta que los trabajos debían llevarse adelante en una “loma” o morro, a 1.100 metros al norte del kilómetro 1.297 (contado desde la ciudad de Buenos Aires).

Cuando ya estaba a punto de darse por finalizada la campaña porque no se encontraba el petróleo, los operarios, que en una parte eran presos neuquinos, se sorprendieron con la surgencia a los 604 metros de profundidad.

Ese fue el puntapié inicial para que el gobierno nacional destine un área de reserva de tierras en la zona mencionada, de 8.000 hectáreas que se denominó Octógono Fiscal.

El pozo Nº 1, donde se recuerda la fecha cada año porque hay un monumento, está situado en lo que desde un comienzo fue el Campamento Uno de YPF y, después de la privatización de la empresa a comienzos de la década del ’90, se lo llama barrio Uno y pertenece al ejido urbano de Plaza Huincul.

A partir de este hallazgo, se produjo el asentamiento y crecimiento de las poblaciones hermanas -Plaza Huincul y Cutral Co- y el inicio de la actividad hidrocarburífera en la provincia del Neuquén.

Este año, la agrupación de veteranos de YPF no hará una convocatoria para una ceremonia como ocurre habitualmente, en el monumento al pozo Nº 1. En el caso de Cutral Co, donde está la torre que homenajea a los trabajadores petroleros se hará solo el izamiento de la bandera.

Esta agrupación que lleva adelante desde hace años el rescate del material y la historia de la actividad petrolera de la empresa YPF, a través de José “Coco” Briceño quien continúa con la pelea para tener el espacio propio dedicado a la exhibición del material recopilado a lo largo de varias décadas.

Si bien existe una casa que está alquilada para este fin, la lucha de estos trabajadores ypefianos es que se pueda contar con un edificio propio. De este modo, se puede resguardar la historia de la actividad que hoy se diversificó y tiene un gran eje en Vaca Muerta y que desde hace 102 años forja en gran medida el día a día de la provincia de Neuquén.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


A 102 años del descubrimiento que cambió a Neuquén