Nadie se hizo cargo del apagón de cuatro horas

Edersa culpó a Transcomahue, el EPRE a una falla de la distribuidora. Los usuarios padecieron el corte. Fue el cuarto en el año, y en conjunto suman más de un día entero sin luz.



1
#

Directivos del EPRE recorrieron la estación transformadora. Su hipótesis era que el servicio cayó tras la falla de Edersa. (Foto: alejandro carnevale )

2
#

Edersa negó su responsabilidad por el corte. (Foto: alejandro carnevale )

La luz de la Luna reinó en las calles de Roca y Cervantes al atardecer del domingo. Pero lejos de lo romántico, miles de usuarios padecieron los inconvenientes de no contar con el servicio eléctrico desde las 18 y hasta minutos antes de las 22.

El alimentador llamado “Flor del Valle” registró un corte entre las 16:18 y las 17:46 del domingo. Según el Ente Regulador de la Electricidad (EPRE) de Río Negro, éste podría haber sido el desencadenante de la salida general del servicio en la estación. “Entre dos y tres oportunidades se intentó reponer y se siguió con la falla, es probable que saltaran (los alimentadores) en cadena”, apuntó Néstor Pérez, presidente del organismo al llegar por la mañana a la estación ubicada en la calle Gelonch al 650.

La versión fue desmentida por el presidente de Edersa, Matías Bourdieu. “Lo niego. Si hubiese sido así, nuestros operarios habrían aislado la falla y quedaba fuera de servicio solamente uno de los ocho alimentadores de Roca y Cervantes y no las dos ciudades completas (...) fue un problema en la Estación Transformadora, del sistema de transporte y es responsabilidad ciento por ciento de Transcomahue”.

En dicho equipo - que abastece barrio Bagliani; calle San Juan; Canal Principal de Riego; Ruta 22 entre San Juan y Félix Heredia, y todos los barrios y empresas asentadas en la zona; y un sector rural, desde la Ruta 22 al río, entre calle Castelo y Ruta 6- se repuso el servicio a las 22:15, tras una maniobra de la empresa distribuidora a través de un anillo con otro alimentador.

“Si hubiese sido problema de un solo alimentador, se aislaba la falla y quedaba un pequeño sector sin luz”, reiteró Bourdieu.

El sistema eléctrico de Roca y Cervantes se abastece de nueve alimentadores en 13,2 kilovoltios, que llegan a los domicilios de los 42.000 usuarios en una potencia de entre 220 y 380 voltios.

Ayer se mantenía en funcionamiento el sistema eléctrico por un anillo vial con otro alimentador. Como todavía es invierno, se podía cubrir la demanda de los usuarios de esa manera.

En declaraciones radiales, la secretaria de Energía Eléctrica de Río Negro, Andrea Confini, indicó que lo que ocurrió fue una “falla fortuita” y explicó que “hubo un gran cortocircuito, una sobrecarga de energía eléctrica hizo que saltaran las protecciones”.

Pero aún faltan detalles respecto a qué fue lo que pasó, que podrán conocerse recién en el transcurso de hoy. “Creemos que viene derivado de esa situación que tuvo Edersa de problemas de distribución en su línea”, afirmó.

Horas sin luz en el 2017

Datos

18
el 4 de marzo a raíz de un incendio en la Estación Transformadora. Derivó en la falta de agua y de combustible.
1,15
el 13 de mayo. En ese momento se atribuyó el problema al corte de un cable que baja al transformador en 132KW.
2
el 1 de junio. El ingreso de un gato generó una falla que costó u$s 48.000. La provincia admitió la “inestabilidad” de las instalaciones.
4
horas el domingo 3 de septiembre. Se estudiaba
ayer el motivo de la salida
de servicio de la planta.

Comentarios


Nadie se hizo cargo del apagón de cuatro horas