A pesar de su vínculo con la familia K, fiscal seguirá investigando el crimen de Gutiérrez

"No hay una cuestión política", dijo el juez Narvarte y mantuvo a la fiscal Natalia Mercado al frente de la investigación del brutal asesinato del exsecretario de Cristina Fernández.



El crimen Gutiérrez generó una fuerte repercusión en el ámbito político nacional. (foto: archivo)

El crimen Gutiérrez generó una fuerte repercusión en el ámbito político nacional. (foto: archivo)

Natalia Mercado, sobrina de Cristina Kirchner, seguirá como fiscal de la causa por el crimen de Fabián Gutiérrez, quien fue secretario de la ex Presidenta. El juez Carlos Narvarte confirmó a última hora del jueves que no dio lugar a la recusación presentada por la defensa.

La noticia se conoció al final de una extensa jornada en la sede judicial de El Calafate, donde declaró el detenido Agustín Zaeta, más testigos aportados por la querella.

La principal expectativa estaba puesta en la respuesta al pedido para apartar a Mercado presentado por Carlos Muriete, abogado de los hermanos Facundo y Agustín Zaeta, dos de los cuatro detenidos. La solicitud apuntaba a la situación familiar de la fiscal, hija de la actual gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner, y sobrina de Cristina.

Al salir del juzgado, cerca de las 23.30, Narvarte afirmó que rechazó la recusación. En diálogo con Señal Calafate, manifestó que las causas que invocó la defensa para intentar desplazar a la fiscal “no las comprobó”. Y remarcó que recusar a una fiscal por ser “la sobrina” de la actual vicepresidenta “no es suficiente”.

“No hay una cuestión política”, sostuvo el juez en alusión al homicidio de Gutiérrez.

El sábado, a poco de que se encontrara el cuerpo del ex secretario de los Kirchner enterrado en una casa en Santa Cruz, la coalición opositora Juntos por el Cambio había pedido la remoción de la fiscal y que la investigación pasara al ámbito de la Justicia Federal.

En un comunicado que generó ebullición dentro del PRO, el espacio calificó el asesinato como "un crimen de la mayor gravedad institucional" y habló de la "posible conexión" de la muerte de Gutiérrez con "delitos federales".

El exsecretario privado de Cristina fue testigo arrepentido en la causa de los cuadernos de las coimas​, megainvestigación por corrupción durante el kirchnerismo.

En sus declaraciones ante la Justicia vinculó a la expresidenta con el esquema de recaudación de sobornos, por los bolsos que recogían Roberto Baratta junto al chofer Oscar Centeno. Gutiérrez declaró que hizo viajes a El Calafate y Río Gallegos para trasladar valijas y bolsos, que creía contenían dinero y que tenían como destino final la casa de los Kirchner en el Sur.

Para la querella, la investigación por el crimen de Gutiérrez se encuentra "en un momento clave”. Los abogados Sandro Levin y Gabriel Giordano, representantes de la familia de la víctima, definieron así los avances en la causa tras las declaraciones de este jueves en el Juzgado de Instrucción de El Calafate, según informó el diario Clarín.

Levin explicó que en la jornada “se llevaron adelante dos testimoniales y la declaración de Agustín Zaeta”. Y agregó: “Uno de los testigos fue propuesto por la querella y se han propuesto otros testigos y un perito de partes, un criminólogo”, para realizar su propio análisis de la autopsia, cuyo informe final aún no esta en manos del juez.

Giordano, por su parte, dijo que se realizó una presentación vinculada al "móvil" del asesinato.

“Estamos satisfechos por la actitud del juzgado, todo lo que tenemos va corroborando nuestra teoría”, sostuvo. Y volvió a sacarle tinte político a la causa al apuntar a una cuestión económica como motivo del asesinato.

La familia de Gutiérrez cree que los cuatro jóvenes detenidos participaron del homicidio y que cometieron el crimen "para ocultar un robo".


Comentarios


A pesar de su vínculo con la familia K, fiscal seguirá investigando el crimen de Gutiérrez