A volar en Chos Malal



1
#

POR QUÉ NOVIEMBRE: Es la época del año en la que se cumple una serie de factores que favorecen la actividad. El pasaje de un frente frío, que se produce del sur hacia el norte en la Patagonia, genera las condiciones para un vuelo en onda ideal. Igualmente durante el encuentro se originan 5 ó 6 días aptos, por lo que se realizan vuelos de 4 ó 5 horas y hasta de 8, con altitudes que pueden llegar a los 7.000 metros o más.

2
#

CON LAS ALAS DEL VIENTO: Poder apreciar el paisaje desde la perspectiva de un ave es abrir una puerta a una dimensión extraordinaria. El volovelismo es una actividad singular que permite disfrutar de volar de una forma casi natural o pura: sólo el sonido del viento, un cielo intenso y la belleza del paisaje sobre un horizonte eterno. Una mezcla de sensaciones y emociones que conlleva a vivir una experiencia inolvidable.

3
#

EL AIRE COMO IMPULSO: En la zona norte se generan ciertas condiciones que le atribuyen el calificativo del mejor lugar del mundo para el vuelo en onda: las características del relieve que generan fuertes corrientes térmicas, junto con los importantes vientos del oeste y la presencia de la cordillera del Viento como obstáculo, logran un ámbito ideal para la actividad, a lo que se suma el escaso tránsito áereo.

4
#

UN ESCENARIO ÚNICO: La Patagonia argentina ha sido bendecida con una combinación perfecta: una cordillera larga y de una orientación bien definida con vientos predominantes del oeste, lo cual genera del lado de sotavento, es decir del nuestro, una ondulación inmensa. Esas condiciones hicieron que el 80% de los récords mundiales de vuelo a vela se haya alcanzado en este territorio.

5
#

OTRA PERSPECTIVA: Los glaciares de la cumbre del cerro Domuyo o los diferentes cráteres que tiene el volcán Tromen, junto con su colada de lava, son algunos de los espectáculos únicos e impresionantes que se obtienen desde los planeadores. En esta época, verdes intensos, marrones y ocres componen un mosaico que asombra y deleita a la vista.

6
#

PRIMER TALLER DE VUELO A VELA: Este año el encuentro tendrá un ingrediente especial: del 16 al 20 se realizará el primer taller de vuelo a vela en montaña, un espacio que permitirá un intercambio de conocimientos y experiencias que contará con los expertos Wolfgang Goering (Alemania) y el jefe de pilotos del Perlan Proyect, Jim Payne (EE. UU.), además de los especialistas en meteorología Wolf-Dietrich Herold y Patrik Sthier.

7
#

FIGURAS DESTACADAS: En la foto, Tery De Lore, el piloto que volaba con Steve Fossett, dueño de varios récords mundiales y autor del libro “Master of the Wave” en ocasión de su presencia en los encuentros chosmalenses. Personalidades de su talla, como Klaus Ohlmann que colaborará con la parte práctica del taller, también convierten a este evento en algo muy especial. Asimismo se contará con operadores y disertantes locales, entre los que se destaca Adrián Maureli.

8
#

SENSACIÓN DE LIBERTAD: Lo más lindo -dicen los pilotos- es que el vuelo libre es muy placentero. Arriba sólo se escucha el viento y el norte neuquino tiene un agregado especial con el paisaje. Durante el amanecer y el atardecer se pueden apreciar todos los relieves, gracias a la posición del sol y el contraste increíble entre lo agreste de las montañas frente a las señales de la presencia humana con caminos y pequeños caseríos.

El álbum | Chos Malal

Revivimos lo que fue el XVIII Encuentro de Vuelo a Vela se realizó en la ciudad cabecera del norte neuquino en diciembre del año pasado con la participación de 32 pilotos nacionales y extranjeros. Entre las aeronaves que se podrán ver surcando el azul cielo cordillerano hay 5 motoveleros biplaza, 4 monoplazas y 4 planeadores además de un avión remolcador.

Gentileza Centro Nacional de Vuelo en Montaña


Comentarios


A volar en Chos Malal