Aborto Legal: siguen los reclamos a García Larraburu para que revea su voto

Una agrupación de mujeres de la UNRN difundió una carta dirigida a la senadora rionegrina. También desde el FpV y el Partido Obrero.





#

Continúan los reclamos de diferentes organizaciones e instituciones para que la senadora rionegrina Silvina García Larraburu revea su voto en contra del aborto legal que este miércoles se votará en el Senado.

Ayer García Larraburu sorprendió con su postura de rechazo luego de que meses atrás el bloque que integra FpV-PJ había manifestado su adhesión a la iniciativa que prevé la interrupción voluntaria del embarazo y que el pasado 13 de junio obtuvo media sanción en Diputados. De inmediato, desde varios colectivos feministas organizaron una campaña para instar a la parlamentaria a votar a favor de la iniciativa.

En una carta, docentes, noDocentes, investigadoras, becarias y estudiantes de la UNRN, agrupadas como “Mujeres UNRN”, le manifestaron su preocupación por las expresiones vertidas en medios de comunicación diciendo que votará en contra de la aprobación de ley.

“El proyecto es resultado del trabajo de muchos años de miles y miles de mujeres, a través de diferentes organizaciones y, en particular, desde la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito y desde los Encuentros Nacionales de Mujeres”, señalaron y le aclararon que “los pañuelos verdes, con los que se identifica la adhesión a la despenalización y legalización del aborto voluntario no son una moda, sino la expresión del clamor popular por la defensa de los derechos humanos de las mujeres”.

En el documento destacaron que “el proyecto de IVE es bueno por múltiples razones de políticas públicas y de progresividad en materia de derechos humanos de las mujeres. No está teñido de problemas de inconstitucionalidad y es consistente con una política pública de salud sen-sible a la defensa de los derechos e intereses de las mujeres de nuestro país”.

“Hablar mal de este proyecto, de la forma en que Ud lo ha hecho, desconoce un proceso de construcción de un derecho histórico que se está dando entre la ciudadanía y las instituciones democráticas”, agregaron.

Al mismo tiempo, ponderaron que “la provincia de Río Negro siempre se ha caracterizado por sus políticas vanguardistas en materia de derechos humanos y ha sido especialmente sensible a la defensa de los derechos de las mujeres”.

Por último, le pidieron a la senadora que “la representación de Río Negro debe estar a la altura de las y los legisladores y constituyentes que nos han precedido, apoyando sin restricciones el proyecto de ley en tratamiento (...) Y usted, senadora, será la única legisladora nacional de Río Negro que colabore con ese incumplimiento porque en vez de legislar con perspectiva de derechos humanos, que es la que nos abarca y contiene a todas las personas con capacidad de gestar del país, parece querer hacerlo con una perspectiva restrictiva a sus convicciones personales que nos quieren negar este derecho humano fundamental a todas las mujeres y personas gestantes de este territorio”.

Desde el Partido Obrero, la dirigente del Plenario de Trabajadoras-Partido Obrero, Mali Quintillán, Al respecto dijo: “Negar que las mujeres humildes se realizan abortos, como lo hizo Larraburu, representa una mentira gigantesca. Justamente son las mujeres trabajadoras y pobres las que mueren año tras año por la realización de abortos clandestinos en condiciones deplorables. Pero eso a Larraburu no le importa. Recurriendo a una serie de argumentos oscurantistas, atrasados, y sin sustentos estadísticos ni científicos, Larraburu da cuenta de su compromiso abierto y decisivo con la Iglesia y el clero”.

Mujeres del Frente para la Victoria también se expresaron a favor de que Larraburu revea su “decisión para que, al igual que todos los diputadas/os y senadoras/es, convalide este acto de justicia social, pilar fundamental de nuestro movimiento”.

“La punición del aborto hoy empuja a las mujeres a la clandestinidad y a la inequidad social, porque las interrupciones de embarazos no deseados seguirán realizándose. Las mujeres de clases medias y altas, disponiendo de los medios, podrán acceder a prestaciones médicas profesionales adecuadas, pero nuestras mujeres más humildes deberán seguir acudiendo a métodos caseros e insalubres, que en un dramático porcentaje les costarán la vida”, consideraron

“La gravedad de la situación es innegable: sólo en julio de este año, ingresaron 20 mujeres de bajos recursos con abortos en curso al Hospital público, Artémides Zatti, en Viedma”, indicaron. Apelaron a que “pueda reconsiderar su posición sobre este tema, y reconocer que de lo que se trata aquí es de un derecho humano y esencial, la libertad, el inalienable derecho a elegir, la vida y la Justicia Social”.


Temas

Aborto legal

Comentarios


Aborto Legal: siguen los reclamos a García Larraburu para que revea su voto