Actores clave del desarrollo

Desde el Concejo Deliberante, la visión de quienes fueron sus presidentes, Zulma Reina y Humberto Zambón. Y de quien hoy, conduce el cuerpo, Claudia Argumero.

Por Rosana Rins

El Concejo Deliberante es el motor fundamental en las decisiones que impulsan el desarrollo de las ciudades. Zulma Reina y Humberto Zambón presidieron el cuerpo deliverativo en años que marcaron, por diferentes razones, la historia de la capital de Neuquén.

Reina llegó a la presidencia el mismo año (1995) en que comenzó a regir la Carta Orgánica municipal, lo que llevó a aumentar de 7 a 17 la cantidad de concejales que integraron el cuerpo. Fueron tiempos en los que se creó la Defensoría del Pueblo, la Sindicatura Municipal y el Plan Urbano Ambiental. Fue la promotora del digesto y de la construcción del nuevo edificio del Deliberante en calle Leloir, entre t antas otras cosas. Durante su gestión, fue además una de las impulsoras de lo que luego se transformó en la Ley de Cupo que estableció un 30% de mujeres en los cargos electivos.

Zulma Reina fue la primera mujer presidenta del Deliberante. Ejecutora de una obra clave. (FOTO: Gentileza)


Zambón presidió el Concejo entre 1999 y 2002. Le tocó una época difícil a nivel país. La crisis que se desencadenó los sucesos del 2001 con manifestaciones, represión, muertes y la renuncia del presidente Fernando de la Rúa. Esta crisis económica, institucional y social impactó también en Neuquén, como en el resto de la ciudad. “El cierre de empresas y la desocupación y pobreza crecieron en todo el país y Neuquén no fue la excepción. Desde el Concejo poco se podía hacer para remediar la situación, pero se actuó directamente para solucionar el problema y se trabajó en la formación y funcionamiento de cooperativas de trabajo y otras formas solidarias de organización”, contó el exconcejal.

A Humberto Zambón le tocó transitar la crisis que desencadenó los sucesos del 2001. (FOTO: Gentileza)

Durante su gestión se discutieron temas fundamentales como la construcción de la única sede en el interior del país del Museo Nacional de Bellas Artes y la lucha contra el peaje en la exruta 22. El Deliberante junto a la Universidad Nacional del Comahue realizó un estudio que demostró que la falta de inversiones comprometidas por la concesionaria y la rentabilidad que duplicaba la prevista en el contrato. El resultado fue el fin del peaje.

Reina y Zambón al mirar la ciudad de ayer y la de hoy, coincidieron en que la ciudad experimentó y experimenta año a año un crecimiento explosivo que generó los problemas que aún en la actualidad siguen estando: la emergencia habitacional, el poco cuidado del ambiente y la desorganización.

“El crecimiento urbano explosivo arrolló con los planes y buenas intenciones de los gobiernos sucesivos. Hoy, Neuquén forma parte de una unidad urbana integrada además por Cipolletti, Fernández Oro, Cinco Saltos, Centenario y Plottier. Sería importante la creación de un órgano intermunicipal permanente de coordinación y planificación”, recomendó Zambón.

“Teniendo dos grandes ríos, las bardas que son parte del circuito saludable y tres lagos a 80 kilómetros, no solo la ciudadanía sabe de sus riquezas sino que las ciudades de la periferia también las aprovechan. Por esta razón urgen las políticas sustentables en sintonía con el ambiente”, consideró Reina.

Claudia Argumero es la segunda mujer en presidir el cuerpo colegiado. (FOTO: Gentileza)

Por una ciudad más inclusiva y moderna

Claudia Argumero es la segunda mujer en presidir el Concejo Deliberante, la primera fue Zulma Reina. Asumió en diciembre de 2019 y le tocó administrar el trabajo legislativo en plena pandemia.
Sin embargo, esto no fue un impedimento, sino todo un desafío. “A través de la virtualidad se pudo garantizar el funcionamiento pleno del Concejo Deliberante, lo que nos permitió dar tratamiento efectivo y aprobar varios temas my importantes”, dijo Argumento. El listado está integrado por la enmienda de la Carta Orgánica, el contrato de concesión del servicio de energía eléctrica, la emergencia sanitaria, el Plan Capital, la creación del Instituto Municipal de la Vivienda, el boleto estudiantil gratuito, el cupo laboral trans, políticas de género, la recuperación de la caja previsional municipal, el acuerdo con el Rincón Club de Campo para liberar la costa del río Neuquén y la ampliación del ejido de la ciudad que deberá resolver ahora la Legislatura.
Lo que queda por hacer en lo inmediato, la presidenta dijo: “Debemos avanzar en el marco regulatorio del EPAS y en un ordenamiento sobre micromovilidad, sobre lo que ya hay varios proyectos, pero el cuerpo precisa dar un debate específico sobre la temática”.
Mirando la capital del futuro, Argumero aseguró que se está trabajando en una ciudad más inclusiva y moderna. “Estamos trabajando para que Neuquén sea cada vez más moderna, mejorando la conectividad con más puntos WiFi, por ejemplo. A su vez, tenemos una mirada más inclusiva donde se tienen en cuenta a las personas con discapacidad y la adaptabilidad de los espacios públicos para que todos los disfruten. La gestión promueve la igualdad de oportunidades”, concluyó la concejal del MPN.

En el principal sillón del órgano deliberativo hubo otras mujeres, como Irma Sig o Liliana Ortíz, pero ocuparon el cargo por reemplazo, en cortos períodos.


Comentarios


Actores clave del desarrollo