Agradecimiento eterno



Neuquén

El 10 de agosto partió nuestra hermosa Camila, de cinco años. Aparte del dolor profundo y eterno que tenemos como familia, nos nace también el sentirnos amados y acompañados por la gran familia de la que formamos parte, el hospital Castro Rendón.

Queremos agradecer profundamente a todos los terapistas de los tres servicios intensivos que se acercaron y pusieron a disposición y a todo el sector de Cuidados Críticos Pediátricos, médicos y enfermeros, por las horas que dedicaron poniendo no solo conocimiento sino esperanza, y a pesar de un pronóstico irreversible estuvieron al pie de su cama. Desde lo profesional, y sobre todo desde lo humano, no tenemos más que palabras de agradecimiento. También queremos reconocer al servicio de Diálisis, Juan J. Bischoff y Marcelo, que estuvieron y pusieron todo lo que estaba a su alcance. Quedará en nuestro corazón ese gran gesto.

A nuestros compañeros enfermeros y a la conducción del SCCP: Vargas Mariela y Dipp Alejandra, no tenemos palabras para agradecer su acompañamiento y contención. A todos los compañeros del hospital que luego nos hicieron llegar su ayuda económica, que sin ningún deber ni compromiso juntaron: muchas gracias Vacunatorio, Obstetricia, Terapia Pediátrica y de Adultos, Neonatología, Salud Mental, Clínica Médica, Departamento de Enfermería, sector de Ropería, a la Junta Interna de ATE, Abastecimiento e Insumos y Dirección Médica.

Y a todos los que de alguna forma quisieron estar presentes y acompañarnos en el momento más doloroso que humanamente se pueda recordar. Siempre recordaremos el gesto de todos los que estuvieron en este momento de dolor, nos hacen sentir queridos en nuestro lugar de trabajo.

Y, recordando una frase de Camy que nos decía todo el tiempo, “somos familia”, así los sentimos… Gracias eternas.

Papás de Camila

Cecilia Aballay

DNI 31.125.812


Comentarios


Agradecimiento eterno