Circulación por DNI en Neuquén: días y horarios para comprar y recrearse

Aislamiento obligatorio y violencia de género: crece la demanda en la Línea 148

Desde que comenzó a regir el decreto, en el contexto de la cuarentena por Coronavirus, hubo 100 situaciones nuevas que incluyen desde asesoramiento hasta casos críticos. En el Poder Judicial buscan garantizar el acceso.



Su agresor está con prisión domiciliaria y la sigue amenazando a través de su novia actual. La víctima y el violento viven en Chos Malal. (Foto Juan Thomes).

Su agresor está con prisión domiciliaria y la sigue amenazando a través de su novia actual. La víctima y el violento viven en Chos Malal. (Foto Juan Thomes).

Del 6 al 13 de marzo hubo 53 situaciones nuevas que ingresaron a la Línea 148, un dispositivo provincial que funciona las 24 horas y asiste fundamentalmente a víctimas de violencia por razones de género. Una situación puede involucrar 4, 5 o hasta 6 llamadas. Desde el sábado 21, cuando ya estaba vigente el aislamiento obligatorio decretado por la pandemia de Coronavirus, hasta el viernes 27, se registraron 100 situaciones nuevas. El doble.

“La casa no es un lugar seguro para las mujeres” está lejos de ser una frase trillada. Según los últimos datos disponibles del Observatorio de Violencia de Neuquén, que recolecta, procesa y difunde estadística, de octubre de 2016 a septiembre de 2019 solicitaron asistencia 21.324 mujeres en toda la provincia. El 99,13% de las intervenciones correspondieron a situaciones ocurridas en el ámbito doméstico. En el 24,29% de los casos convivían con su agresor.

“En este contexto entra de todo, más que nunca. Es uno de los únicos dispositivos que está funcionando y da respuesta”, aseguró Soledad Crispín, responsable de la línea, al intentar explicar el crecimiento.

La forma de organizar el trabajo cambió. Las operadoras ya no comparten un espacio común, sino que se puso en marcha un sistema de derivación de llamadas. Hay una trabajadora por turno de seis horas, que es lo que la tecnología por el momento les permite. “A veces decimos: si no atendemos intenten otra vez porque estamos con otro llamado”, dijo Crispín

La demanda es variada. “Hay muchas situaciones relacionadas con esto de los conflictos entre padres, madres que se quedaron con los hijos e hijas y están incumpliendo el régimen de comunicación. Otro gran tema está siendo la cantidad de mujeres, que algunas ya las expulsaron de los lugares donde alquilaban, y otras amenazadas con que las van a expulsar, porque este mes no alcanzaron a cobrar el aporte económico. Estamos tratando de destrabar estas situaciones con los organismos habilitados”, indicó la responsable de la línea.

Estas consecuencias generadas por la cuarentena, necesaria para resguardar la salud pública, no soslayan los casos más típicos de violencia machista que ingresan a la línea.

“Ayer (por el jueves) se dio una situación súper grave de un varón que estaba prendiéndole fuego cosas de la mujer en la casa, y no nos podíamos comunicar con la comisaría que correspondía al radio porque bueno, también es verdad, todos los móviles están en la calle, entonces por ahí en las comisarías no queda nadie que pueda dar respuesta en la emergencia a estas situaciones. En definitiva después se termina resolviendo, pero esos momentos son críticos”, afirmó Crispín.

Planteó que “era previsible” el caudal de estas situaciones de emergencia. “Muchas veces (las mujeres) aprovechan que los varones se van para llamar por teléfono, imaginate si está todo el día en la casa”, agregó.

El grueso de los llamados fueron de la zona Confluencia: Neuquén, Centenario, Rincón de los Sauces, Plottier. Esto no significa que no haya habido situaciones de violencia machista en el resto de la provincia. Si existieron no se han canalizado por esta vía.

El femicidio es la forma más extrema de violencia machista. Foto Juan Thomes.

Acceso

Justamente garantizar el acceso es uno de los problemas que tiene hoy el Poder Judicial, que funciona con guardias mínimas. “Hay una menor cantidad de denuncias que se reciben, pero mayoritariamente son hechos de violencia de género que justifican intervención judicial inmediata”, sostuvo Germán Busamia, vocal del Tribunal Superior de Justicia (ver aparte).

Esto se traduce en números: de las 7,6 denuncias diarias que se recibieron en la Oficina de Violencia de la ciudad de Neuquén desde que comenzó el aislamiento obligatorio, 6,4 fueron judicializadas, es decir, requirieron una medida de protección. En el caso de la fiscalía, la Unidad de Violencia de Género y Doméstica recibió en promedio 1,3 denuncias diarias.

El procedimiento, en lo que a la OV se refiere, se hace de manera telefónica. De 8 a 14 hay una serie de números a los cuáles se pueden comunicar en toda la provincia. Se arma un legajo, se notifica al celular y se envía a las comisarías de cada circunscripción.

Para Busamia “no hay cultura de que en esos números uno tiene acceso al servicio de justicia. Todo el flujo va a seguir yendo a los teléfonos que había disponibles antes de la situación de emergencia. Estamos generando un contacto con el Poder Ejecutivo para intercambiar y analizar en conjunto los indicadores que ellos están recibiendo en sus dispositivos, y elaborar el esquema de atención que permita que cualquier ciudadana que requiera el servicio lo haga en forma telefónica, remota, distante”.

En números

7,6
fue el promedio de denuncias diarias en la OV de la ciudad de Neuquén desde que comenzó el aislamiento obligatorio.
6,4
de esas denuncias fueron judicializadas: se dictaron medidas de protección.

Prórroga de las medidas cautelares

El TSJ dispuso la prórroga automática de las medidas de protección ya dictadas, por ejemplo la que establece la prohibición de acercamiento con el agresor, luego de un pedido formal de activistas feministas, ante la posibilidad de que venzan durante el distanciamiento social. Se extenderá durante el tiempo que dure la cuarentena.


Comentarios


Aislamiento obligatorio y violencia de género: crece la demanda en la Línea 148