Piso radiante, ¿la calefacción ideal?

Es uno de los sistemas más eficientes en materia energética y permite ambientar una vivienda en forma pareja. Otra de sus ventajas estriba en su seguridad, ya que no hay elementos calientes o que permitan intoxicaciones.



#

Una instalación de piso radiante en proceso, funciona con agua a temperatura que recorre todo el entramado de cañerías.

Con la llegada del invierno resulta fundamental tener en la vivienda un sistema de calefacción adecuado para todos los ambientes y que resulte eficiente en el consumo para no tener que desembolsar mucho dinero a la hora de cubrir las facturas por el servicio.

Dentro de las varias opciones que ofrece el mercado según el bolsillo del cliente, una de las más eficientes en materia energética es el piso radiante.

Este sistema puede reducir el consumo de energía en hasta un 20% en la comparación con otros sistemas de calefacción, lo que ya desde un principio es una razón de peso para poner en la balanza.

Esta eficiencia energética se debe a que el calor se focaliza en la zona donde más se necesita: los pies.

La temperatura de confort que perciben las personas no es exactamente la del ambiente, sino que es un punto medio entre ésta y la temperatura de las superficies que rodean nuestro cuerpo, entre ellas el suelo.

Por lo tanto, con el piso radiante el confort aumenta debido a que los habitantes de una vivienda están siempre en contacto, o muy cerca, de la superficie cálida, y quedan expuestos a una distribución pareja del calor en el ambiente.

Se trata del sistema que más se asemeja al ideal de calefacción que el cuerpo humano precisa para percibir una sensación de confort. Consecuentemente es considerado el más saludable e incluso recomendado por la Organización Mundial de la Salud, ya que no propicia alergias al no involucrar en su funcionamiento corrientes de aire.

El piso radiante brinda una sensación de calidez agradable y sin alterar la estética del ambiente, su instalación sin equipos a la vista permite aprovechar cada espacio. Es un sistema invisible, donde ningún elemento de la calefacción será obstáculo en la decoración o la limpieza de la casa.

Es un sistema eficiente para espacios con doble altura y que posean grandes superficies vidriadas hacia el exterior, un detalle constructivo muy utilizado en los tiempos que corren.

El sistema de piso radiante tiene una amplia inercia térmica, es decir que conserva muy bien el calor una vez que alcanza la temperatura adecuada de funcionamiento.

Otra de sus ventajas es que la distribución del calor es uniforme en toda la casa por lo que las habitaciones se calefaccionan de forma más adecuada, sin cambios bruscos de temperatura. En contraste se puede mencionar a las estufas de tiro balanceado, que sólo calientan el área donde están instaladas.

La calefacción por piso radiante además mejora la seguridad, ya que no hay presencia de llama o de conexiones de gas en los ambientes. Esto evita, por ejemplo, que alguien se queme con materiales que levantan mucha temperatura.

El sistema de piso radiante es muy eficiente para espacios con doble altura y que posean grandes superficies vidriadas hacia el exterior, un detalle constructivo hoy muy utilizado.

Datos

Datos

El sistema de piso radiante es muy eficiente para espacios con doble altura y que posean grandes superficies vidriadas hacia el exterior, un detalle constructivo hoy muy utilizado.
20%
se estima que es el ahorro energético que se logra con piso radiante frente a otros sistemas de calefacción.
30-45
grados centígrados es la temperatura del agua en un sistema de piso radiante. En radiadores llega a 80 grados.

Comentarios


Piso radiante, ¿la calefacción ideal?