Allen: la terminal, para otra gestión

La intendenta admitió que la obra, presentada hasta con maqueta el año pasado, no podrá concretarse en su mandato, pero se comprometió a comenzar las obras y fondos para culminarla. Mientras, los allenses sufren el rigor del clima esperando el colectivo.



1
#

Mientras se concreta la propuesta del edificio nuevo, el municipio construye una dársena central, todavía al aire libre, para ordenar el tránsito de colectivos.

2
#

El proyecto presentado el año pasado prevé 1.115 m2 cubiertos. (Foto: andrés maripe )

La semana pasada los allenses que esperaban el colectivo para ir a sus trabajos o estudiar ya sea en Roca o Neuquén sufrieron las fuertes heladas a la intemperie. Hace días se empezó la construcción de una parada central del colectivos. Sin embargo, los vecinos siguen reclamando la terminal que se anunció hasta con una maqueta el año pasado.

La intendenta Sabina Costa aseguró a Río Negro que durante su gestión no se va a finalizar la esperada obra, pero garanrizó que se va a comenzar y estarán los fondos para que el próximo gobierno la culmine.

“Tenemos un convenio con YPF que se cierra este año en el cual está incluido una etapa de la terminal”, explicó la mandataria.

Costa estimó que la inversión que se necesita es de 35 millones de pesos.

Responde las críticas

Luego de recibir criticas constantes en los medios por el tema, remarcó que jamás prometió una terminal durante su campaña electoral.

“Todo intendente que se postuló prometió una terminal yo no, lo único que dije es que le iba a mejorar la calidad de vida a la gente”, remarcó.

En cuanto a la finalización de la obra desde el área de planeamiento señalaron que se tardará entre 8 y 10 meses, ya que se construirá en el espacio del ex corralón municipal, recuperando una vieja estructura en la que supo funcionar una usina.

La antigua parada de colectivos funcionó hasta 2013, cuando el municipio la derrumbó por un peligro de colapso. Estaba ubicada en la avenida Perón y avenida Roca.

Contaba con un baño, una boletería y una losa que cubríaa la gente que estaba esperando el colectivo. Ahí llegaba el Ko-Ko y El Valle.

“Cuando asumí funcionaba pero en pésimas condiciones, los baños no andaban por problemas de cloacas y había un hundimiento de una pared”, explicó Costa.En 2014 se revisaron las escrituras de la municipalidad y se percataron que el edificio donde funcionaba el corralón municipal había sido cedido por la empresa Transcomahue para que se levante la terminal.

“Ahí comenzamos el anteproyecto”, dijo la mandataria.

Cómo sería la nueva estación, una inversión de $35 millones

En 2017 se mostró el anteproyecto en una maqueta. La nueva terminal estará ubicada sobre el acceso Martín Fierro a una cuadra antes de la rotonda. El objetivo es evitar el ingreso de ómnibus al casco céntrico y permitir una circulación rápida tanto a la Ruta provincial 65 como a la Ruta nacional 22.

“Queremos conservar el antiguo edificio de la usina. Se hicieron estudios para saber si ese edificio, las paredes y el piso resistía”, señaló Costa.

El costo estimado de la obra es 35 millones de pesos. Las instalaciones tendrán 7 dársenas techadas y 7 al aire libre, estacionamiento de taxis y podrán operar empresas de larga y media distancia. La obra plantea la apertura de la calle Misiones, aprovechando el estacionamiento de autos y circulación de los mismos. El edificio está programado con un hall externo de acceso sobre Martín Fierro; recepción y depósito de encomiendas; locales comerciales y de gastronomía; sanitarios y puestos de venta de pasajes. También estará la oficina de turismo. Es una superficie de 1.115 m2 cubiertos.


Comentarios


Allen: la terminal, para otra gestión