Logo Rio Negro

Almafuerte y su potencia en Sierra Grande

El poderoso cuarteto encabezado por Ricardo Iorio, se presentará este viernes 13 de noviembre desde las 20:30 en el Polideportivo Municial. En la previa “Río Negro” charló con el “Tano” Marciello.





Música

El cuarteto de Ricardo Iorio, voz, el guitarrista Claudio “Tano” Marciello, “Beto” Roberto Ceriotti en bajo y el baterista Adrián “Bin” Valencia tocará en Sierra Grande el viernes, celebrando 20 años de presentaciones en los más diversos escenarios.

Claudio Rosano Marciello (23/01/63, La Matanza), es primera generación de italianos nacidos en Argentina junto su hermano Pablo, ya fallecido. Sus viejos y abuelos vinieron de Nápoles. El Tano tendría ocho, nueve años cuando aprendió guitarra, y los fines de semana, su padre los levantaba temprano y lo ayudaban a construir la casa de a poco.

Pastón, roldana, soga para subir el balde con arena y voleo de ladrillos que se apilaban en el techo. Eso lo marcó para toda la vida, y cuando no había dónde tocar, vendió repasadores por la calle, trabajó en la construcción, en una carpintería, hombreando bolsas… A Iorio le pasó algo parecido. Beto fue herrero. A la música, Claudio dedica, ahora, todo lo que puede con Almafuerte, con su propia banda o grabando sus temas. Siempre está con la viola. Usa una Ibanez Cn250 de 1978, varias Hamer -una de ellas, Qt Xt Series, lleva su nombre- o una CM Pampa creada por el lutier bahiense Marcelo Bray. Encuentro con Río Negro en el estudio donde graba material del que será su quinto disco solista (tras “Puesto en marcha” (01), “De pie” (04), “Identificado” (10) y “Rock directo” en 2013)…

-Estoy poniendo las violas. ¿Qué paso? Lo grabé y no le di pelota (sonreímos), lo dejé ahí medio en suspenso y ahora conseguí una placa para registrarlo con instrumentos acústicos, con batería, como corresponde. Estoy repasando las bases para volver a grabarlas y Bin pueda meter la batería, Beto el bajo y Ricardo si quiere ponga la voz, y tenerlo en forma de demo.

-¿Iorio continúa viviendo en Sierra de la Ventana?

-Sí, está en esa zona, toda de pampas, Saldungaray, Guatraché y el sur de la provincia de La Pampa.

-¿Seguís utilizando la Ibanez CN250 negra?

-Sí, la tengo medio celosa porque la toco más en los estudios y en algunos conciertos en Capital. No lo transporto mucho, es un instrumento del año 78. Le tengo un cariño muy especial porque fue la primera serie de Ibanez que entró al país y trabajé muy duro en una carpintería para conseguirla en esa época. Después, cuando conocí a Marcelo Bray, él me hizo cinco guitarras ya y no sabemos cuándo vamos a terminar. Cada vez que nos encontramos o viajo a Bahía Blanca, me quedo un tiempo porque siempre hay algún lugar para tocar. Él es bajista, enganchamos un baterista y nos ponemos a zapar.

Me instalo en su taller. Prácticamente estoy el día allí y puede suceder que saquemos otra al ruedo. De Bray tengo la Pampa 1, todas con mis iniciales CM, después hicimos la CM Pampa 2, la CM Bagual que es una roja de modelo exclusivo, un violón que celo también mucho… Luego la CM 3 que tenía dos volúmenes y un tono y yo se lo saqué; como quedaba un agujero le dije que lo tapara con cualquier cosa y él me sugirió que compráramos un puente que viene con piso electrónico que simula el sonido de una acústica cuando abrís su potenciómetro. La ahuecamos completamente, igual que la 2 y ahora hicimos la CM Pampa 4 que viene con (puente + palanca) Floyd Rose que funciona como si fuese una Stratocaster. La estoy curtiendo en los ensayos y seguramente en el próximo disco estará incorporada.

-Con curtiendo, decís testeando cómo reacciona, si tiene algo por mejorar…

-Claro, porque si bien trabajo mucho, sé el mecanismo del trémolo (sucesión rápida de repeticiones de una o varias notas de igual duración), soy muy guitarrista de puente fijo y tener palanca, me tira más a la parte melódica, no para el lado de la digitación. Me lleva a hacer más melodías, uso todos los armónicos bajando y subiendo la palanca, cosas muy interesantes. Me cambia un poco el lenguaje y eso está bueno.

En un canal que se llama Claudio Marcelo Oficial (en YouTube), donde subo rarezas, Bray me filmó y se puede ver cómo está hoy. Lo abrí porque un día, mi hija me sentó delante de la computadora y encontré con un montón de Claudios Marciellos que respondían preguntas, que contestaban hasta la ropa que iban a usar en un concierto, eran varios todos truchos… Ahí decidí retomar la docencia, mi modo de enseñar, porque tuve muchísimos alumnos con los que no pude seguir por la actividad de la banda y las giras. Colgué un solo de “Sé vos” y me cuentan que no imaginaban poder ver en su casa algo que esperaban oír en vivo y nosotros tocamos otro tema. Después improviso con la guitarra, haciendo la melodía de la voz y la parte armónica para abrir un poco el panorama de cómo encarar una canción y no hacerla rígidamente como está en el disco. No son videos estructurados, son caseros, grabo encuentros que tengo en alguna parte y pruebas de sonido…

-Que enseñan también sobre el montaje del escenario, la ubicación y afinación de los instrumentos, la importancia de una mesa de monitoreo en el piso, cuestiones que emanan de una experiencia de años, de ensayo y error…

-Seguro… Nosotros tuvimos desacuerdos por problemas arriba del escenario, por monitoreo, por cierto tipo de cables… Y entonces, con el tiempo fuimos tratando de juntarnos con personas que saben del oficio.


Comentarios


Seguí Leyendo

Logo Rio Negro
Almafuerte y su potencia en Sierra Grande