Altec: al final, Brussino denunció mucho menos

El hasta ayer titular de Altec llevó su acusación ante la Fiscalía de Investigaciones Administrativas, aunque por un monto muy inferior al que se había anunciado inicialmente. Las facturas presentadas fueron emitidas por una firma de Bariloche, en cuya dirección no hay ningún local comercial. Interinamente asumiría Felipe Sutija al frente de la empresa estatal.



VIEDMA/BARILOCHE (AV/AB)- Altec abonó material que no ingresó a la empresa, según una denuncia que ayer formalizó el renunciado presidente del directorio, Adrián Brussino, a la Fiscalía de Investigaciones Administrativas. Pero el caso es que la denuncia del funcionario es por adquisiciones por un monto que suma unos 53.000 pesos, cifra que dista mucho de la citada anteriormente, y que rondaba entre los 700.000 pesos a un millón.

El fiscal Pablo Berraz recibió en la víspera una nota con fotocopias de facturas pagadas por Altec en la gestión de Guillermo Campbell. Luego, en la misiva que promueve la investigación, Brussino manifiesta que las mercaderías mencionadas en las boletas "no habían sido recepcionadas por Altec pese a que la empresa abonó las mismas".

Además, afirmó que en el domicilio legal de la empresa a la que se pagó, "no figura local comercial alguno". Las adquisiciones documentadas rondan los 53 mil pesos.

En Bariloche, Brussino entregó la renuncia personalmente y dialogó con Felipe Sutija y Oscar García Peirano, quienes continúan en sus cargos. La renuncia fue entregada en las oficinas de Albarracín 157, donde tiene su sede la empresa estatal.

Sutija y García Peirano permanecieron en sus despachos durante toda la tarde, en reuniones con el asesor letrado y cumplimentaron los trámites de rigor para elevar la renuncia ante el secretario de Control de Ges- tión de Empresas Públicas, Alberto Croceri.

Trascendió que Brussino sería reemplaza-do en forma interina por Sutija, quien se limi-tó a declarar a "Río Negro" que es "importan-te que la empresa continúe trabajando, ya que de ella dependen alrededor de 200 familias".

Sutija aseguró que hay muchos proyectos y que el futuro es promisorio, más allá de lo que definió como "avatares políticos". Dijo que su misión fue recomponer las relaciones entre el municipio y la empresa, las cuales se hallaban muy deterioradas.

Por su parte, el fiscal Berraz confirmó que recibió esa presentación y admitió un inminente viaje a Bariloche por el tema Altec, aclarando que ya estaba previsto por causas anteriores pero siempre motivado en el manejo de la empresa. No precisó la fecha, pues indicó que inicialmente pretende que se resuelva la situación institucional de Altec.

Además, el secretario Croceri viajó a Bari

loche para reunirse con las autoridades de Altec. El martes, el contador resolvió esa presencia en la ciudad andina tras se reunirse en Cipolletti con el gobernador Miguel Saiz.

El presidente renunciado cuestionó la confección del último balance y argumentó la existencia de facturas que no podían justificarse. En su presentación a la Fiscalía, Brussino no avanza en el balance sino especifica una serie de compras a una empresa, cuyo objeto social es la "fabricación y venta de productos de panadería".

La nota de Brussino dice que la empresa Lincan Ray presentó una factura por 47.916 pesos del 13 de setiembre de 2002 por 42 cubiertas y 40 baterías para carros eléctricos, y figura otra boleta del 14 de febrero de 2003 por 5.082 pesos por etiquetas autoadhesivas.

La dirección legal de Lincan Ray es Alfonsina Storni 69, Barrio El Monasterio, de Bariloche, y sus titulares son Juan Domingo Muñoz Condell y Patricio Carrillo Muñoz, siempre según la denuncia de Brussino.

Precisa que "se comprobó que en el domicilio indicado no figura local comercial alguno" y, por otra parte, se "indica que de averiguaciones internas en Altec se confirmó que las mercaderías indicadas en las facturas señaladas no habían sido recepcionada por Al-tec pese a que la empresa abonó las mismas".

Como aclaración, Brussino dice que "las cubiertas de los carros eléctricos de Altec "son importadas", entonces Lincan Ray SRL debería importar las mismas, y así deberían existir los correspondientes permisos de importación y realizar los trámites de Aduana. Piden así a la Fiscalía varias diligencias en la búsqueda de la investigación.

En un párrafo final, Brussino afirma que formula "la denuncia en cumplimiento de las obligaciones de su cargo de presidente" y "por expresas instrucciones de Croceri", en una nota fechada el pasado 7 de abril pero recién entregada el 14 de abril.

 

Planteo del personal

BARILOCHE (AB).- Personal jerárquico de Altec emitió un comunicado, en el que instan a "salvaguardar la integridad del trabajo de las personas que se desempeñan en distintas actividades técnicas y profesionales, como así también del capital social de la empresa que pertenece a todos los rionegrinos".

Los firmantes, Oscar Cárdenas, Javier Peric, Héctor Franco y Carlos Catini se mostraron preocupados por "las vicisitudes por las que atraviesa la empresa en el campo jurídico, administrativo e impositivo", las cuales afirmaron "no tienen origen en el trabajo genuino y tecnológico que lleva adelante la empresa, el cual no obstante se ve perjudicado por la falta de definiciones".

Estas situaciones traen como consecuencia "la pérdida del prestigio y la confianza por parte de actuales y potenciales clien-tes, atributos fundamentales para desarrollar nuestra actividad con la seriedad que corresponde".

Recordaron que es un momento económico muy importante en la empresa, ya que hay una fuerte reactivación laboral y buenas perspectivas comerciales.

"Desde el punto de vista operativo consideramos imprescindible avanzar en una intervención de su accionista principal para generar las condiciones que posibiliten sanear situaciones que permitan reposicionar a la empresa en el mercado y lograr una estabilidad institucional de manera definitiva", señalaron.


Comentarios


Altec: al final, Brussino denunció mucho menos