Análisis: el empate de Los Pumas, en un partido que antes se perdía

Fue 15-15 en un partido complicado, donde Nico Sánchez anotó todos los puntos argentinos.




Los Pumas obtuvieron otro gran resultado ante Australia y siguen creciendo en el rugby internacional.

Los Pumas obtuvieron otro gran resultado ante Australia y siguen creciendo en el rugby internacional.

El empate 15-15 de Los Pumas, en la noche australiana y la mañana argentina de ayer, es enorme por varias razones. El representativo nacional corrió de atrás casi todo el partido, fue dominado en gran parte del juego e igualmente evitó la derrota contra un rival de fuste que jugó de local.

Luego de la histórica victoria del fin de semana pasado sobre Nueva Zelanda, Los Pumas tenían el desafío de estar a la altura contra otro gigante, que además es anfitrión del Tres Naciones.

Australia tomó la iniciativa desde el comienzo y sometió al conjunto de Mario Ledesma, que en el primer tiempo nunca tuvo posesiones claras de la guinda en campo contrario. Sin embargo, cada vez que logró pasar la mitad de la cancha y los árbitros le concedieron un par de infracciones, Nicolás Sánchez fue implacable.

Por lo que fue el desarrollo de la etapa inicial, el 6-6 fue un gran negocio para los visitantes, que defendieron como pudieron en gran parte del cotejo. Incluso cometiendo errores y aguantando la presión muy cerca del ingoal propio, Los Pumas se sostuvieron en partido con mucho carácter e inteligencia, aunque las riendas del juego fueron siempre de los Wallabies.

En el complemento, Australia se puso 15-6 arriba a los 16’ , tramo en el cual Argentina jugó 10 minutos con 14 jugadores tras la amarilla a Julián Montoya. La efectividad del pateador local Reece Hodge fue fundamental en ese lapso.

Pero con mucho empuje, la visita generó infracciones y Sánchez volvió a ser efectivo en los penales para igualar el marcador a falta de 10’ para el cierre.
En tiempo adicionado, Argentina casi lo gana con un kick de Pablo Matera que Santiago Cordero no pudo concretar por un mal pique.

Las declaraciones del goleador argentino reflejaron lo que fue el encuentro: “sacamos un empate, pero nos vamos con un sabor amargo. Pensábamos jugar mejor. No fue lo que esperábamos, aunque dimos un paso adelante”.

Por un lado, antes estos partidos se perdían. Es importante en el deporte seguir generando resultados positivos para ganar en confianza y así darle más peso al trabajo previo. Por el otro queda un sabor agridulce porque Argentina no pudo imponer su ritmo de juego y casi lo gana en la última.

El sábado que viene Los Pumas vuelven a jugar contra Nueva Zelanda. Todos suman 6 puntos, pero los argentinos tienen un partido menos.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Análisis: el empate de Los Pumas, en un partido que antes se perdía