Análisis de las medidas: la apuesta de un gobierno jugado a su suerte

Una de las curiosidades del programa es que, por diferentes canales, el gobierno transmitió que el presidente no confía en su efectividad.



“Hagan algo”. Fue el angustioso reclamo que un obrero de la construcción le hizo al presidente Macri en un video que se viralizó en las redes sociales. Apremiado por los números que le entregan las encuestas, el gobierno finalmente hizo algo, para nada innovador en la tradición económica argentina: anunció un plan de emergencia para suavizar el impacto de la inflación mediante un congelamiento de precios y tarifas.

Una de las curiosidades del programa es que, por diferentes canales, el gobierno transmitió que el presidente no confía en su efectividad. Lo curioso ya no es que Macri no confíe, sino que lo filtraran. El presidente nunca creyó en los controles como una herramienta para parar la inflación y así lo hizo saber a lo largo de los más de tres años de gobierno. Será por eso que ayer tomó distancia de los anuncios.

Ante esta evidente contradicción, el gobierno asegura que el programa busca llevar un “alivio” a los bolsillos en una situación límite, que se refleja en los índices de precios y de caída de consumo de marzo, mientras se esperan los resultados de las medidas de fondo para controlar a la inflación y contener al dólar.

Acechado por esos dos fantasmas, en el horizonte del gobierno sólo aparece la elección de octubre. Será imprescindible para Macri recuperar un piso mínimo de confianza si aspira a la reelección. En el raro video de ayer pareció decir que ya no puede hacer más, jugó su última ficha y se entregó a su suerte.

D’Atellis: “Un manotazo de ahogado desesperado”

Agustín D’Atellis. Economista, director de Agora Consultores.


P-¿Cuál es su impresión sobre los anuncios?

R- Es un manotazo de ahogado desesperado. No va a tener más impacto que generar incertidumbre y precipitar la crisis que se viene.

P-¿No vamos a ver ni siquiera un alivio en el corto plazo?

R-No. Un gobierno completamente debilitado y en retirada, que propone un plan de congelamiento de precios que empieza a regir dentro de unos días, con lo supermercados remarcando antes, lo único que van a hacer es acelerar la inflación de abril, poner un piso al recorte de la tasa de interés. Es un descalabro donde ya es incontenible la crisis. Es una pavada. Hasta la forma de comunicación. En el video el presidente es un relator de la realidad. Está derrotado.

P-¿Por qué va el plan va a hacer crecer la expectativa inflacionaria?

R- – Porque ya hay una inflación ya lanzada, más los aumentos de tarifas, y la remarcación que se empujó a partir de estas noticias. Los supermercadistas dicen que si los van a un congelamiento en estos precios, van a tener que subirlos antes. Ya lo hicieron y seguirán haciéndolo ahora.

P- ¿Para usted las medidas son equivocadas o llegan a destiempo?

R- Llegan tarde y están mal implementadas. Yo no soy contrario a los acuerdos de precios. Una cosa es que lo haga un gobierno que aún tiene alguna fortaleza, con un plan de desarrollo arriba de la mesa. Ahora, en medio de la crisis, sin un programa económico, poniendo parches por todos lados, cayendo en todas las encuestas a seis meses de las elecciones, un gobierno que convoca a un congelamiento, ¿qué éxito puede tener? Lo que va a ocurrir al final del camino cuando los números ya no den es que empiece a haber desabastecimiento y la crisis se vaya profundizando.

Etchebarne: “Un plan netamente electoralista”

Agustín Etchebarne (Libertad y Progreso). Economista.

P- ¿Cuál es su impresión sobre los anuncios?

R- Es más de lo mismo. La Argentina tiene cinco problemas graves y esto no ataca a ninguno de los cinco problemas. Básicamente es un plan electoral, permitiendo un aumento de salarios muy grande por un lado y congelamiento de precios y tarifas por el otro.

P-¿La recomposición de los salarios está impactando en la inflación?

R-Probablemente. La inflación los ha sorprendido. El gobierno tiene que comprender que lo que está ocurriendo ahora es una caída en la demanda de dinero. La gente se fuga de los pesos y la velocidad del dinero es más rápida, y con la misma cantidad de pesos hay más inflación.

P- ¿Las medidas no van a frenar la inflación ni siquiera en el corto plazo?

R- Puede tener un impacto en los próximos tres meses. Pero más que eso, está la cosecha, que son 140 millones de toneladas, y que mejora la actividad en los servicios que se prestan en el campo. La gente va a tener dinero en el bolsillo en ese sector. Un tercio de la economía va a estar impulsada por el campo.

P-¿Y qué pasa con el resto de la actividad?

R-No creo que haya impacto en la actividad. La duda acá es si la gente se va seguir fugando al dólar. Y para eso la medida más importante la tomó el Banco Central. Congela el tipo de cambio en la banda superior y con las altísimas tasas de interés da una rentabilidad de 40% en dólares. Esa es la medida más importante. Con lo que viene del campo y lo que viene del FMI aumenta fuertemente la oferta de dólares en este trimestre. Y con eso intentan mantener el dólar calmado hasta las elecciones. Es un plan netamente electoralista. Lo más grave es que ninguno de los candidatos están explicando cuáles son las medidas para solucionar los problemas, cuáles son las reformas estructurales que necesita.

P-¿La economía va a definir la elección?

R- Aún no sabemos quiénes van a ser los candidatos. Si la percepción del mercado es que Cristina puede ganar, la fuga de capitales va a ser asombrosa.




Comentarios


Análisis de las medidas: la apuesta de un gobierno jugado a su suerte