Precios Cuidados: cautela entre los comercios de la región

Los empresarios regionales advierten que el sistema requerirá estrictos controles. Las carnicerías piden subsidios. Las pymes, esperanzadas en los incentivos.



Bariloche

El propietario de la cadena de supermercados Todo y la distribuidora Quetrihue de Bariloche, Roberto Gilio, consideró que el plan de congelamiento de precios anunciado por el gobierno nacional no va a dar los resultados esperados, ya que los antecedentes le juegan en contra.

“Si es para frenar la inflación, la medida me parece bastante pobre -afirmó-. Sesenta productos es muy poco, son cuatro o cinco por empresa nada más. No debe ser muy difícil sostenerlo, pero va a depender de los controles”.

“Depende de los controles y eso solo funcionó en capital y Gran Buenos Aires. En el interior, los proveedores no respetan precios”.

Roberto Gilio,
Supermercados Todo y distribuidora Quetrihue

Gilio dijo que hasta la tarde de ayer no conocía qué productos entrarían en la lista y a qué precios. “Hablan de sesenta productos pero no sé cuáles son. Acabo de consultar en la Cámara de Supermercados y tampoco saben”, señaló. Según el empresario, “estas herramientas no funcionan bien, salvo que haya un control muy estricto”. A su juicio, otro punto en contra es que “el gobierno nunca ha estado convencido sobre este tipo de acuerdos”.

Sobre las quejas por la supuesta remarcación preventiva de precios durante la última semana, Gilio señaló que “en realidad los precios nunca pararon de subir. En los últimos meses fue constante. No hubo remarcación, porque la venta está floja, así que no hay mucho margen para esos movimientos”.

Gilio señaló que el programa Precios Cuidados “depende mucho de los controles” y en el último tiempo “sólo funcionó más o menos en capital y Gran Buenos Aires. En el interior, los proveedores no respetan los precios”.

Viedma – Patagones

Por su parte, Ramiro Cascallares, referente de carnicerías de Viedma y Patagones, se mostró de acuerdo con la reducción de precios, pero reclamó alguna compensación estatal. Argumentó que “si lo quieren bajar, estamos de acuerdo porque queremos vender, si baja mientras más barata esté la carne vamos a vender más”, tomando en cuenta que el consumo se redujo entre un 20 y 30% en tres años. No obstante puso condiciones: “si no está subsidiado por el gobierno, veo imposible” que se pueda vender el asado a 149 pesos el kilo, como señaló el anuncio .

Neuquén

En tanto, en Neuquén, desde la cámara de comercio Acipan, Edgardo Phielipp, aseguró sobre las medidas que “la primera impresión es buena” y que “satisfacen una serie de inquietudes de la actividad económica”.

“En la medida en que se mantenga la estabilidad cambiaria y se active el consumo, las expectativas pueden modificarse”.

Edgardo Phielipp de Acipan, la cámara de comercio neuquina.

Destacó los anuncios vinculados a las pymes, la aplicación de la legislación para la lealtad comercial y el “mejoramiento” de la canasta básica. “En la medida en que se mantenga la estabilidad cambiaria y se dé un proceso de activación del consumo, las expectativas pueden comenzar a modificarse”, analizó el dirigente respecto a la posibilidad de que las medidas contribuyan a bajar la inflación.

Sobre el congelamiento de tarifas y la colaboración de las jurisdicciones con las medidas nacionales, opinó: “es fundamental el alineamiento de aquellos que han exagerado la recaudación municipal o provincial, con estas medidas de congelamiento o aún de baja tributarias”, afirmó.

Caídas

30%
Fue la mayor baja del consumo en tres años, afirman desde Viedma – Patagones.
149 pesos
un valor imposible para el asado, al menos sin subsidio estatal, afirman.



Comentarios


Precios Cuidados: cautela entre los comercios de la región