Análisis: Una ministra de otros asuntos

La titular de Niñez, Adolescencia, Juventud y Ciudadanía criticó la cobertura mediática del crimen del nene de dos años en Neuquén, pero nada dijo de la responsabilidades del Estado y sus funciones.





El relanzado gabinete de campaña, según palabras del propio gobernador, Omar Gutiérrez, tiene 13 ministerios y, si se incluye al vicegobernador, Marcos Koopmann, son 15 los funcionarios de alto rangoninguno tuvo una sola palabra sobre el homicidio del nene de dos años en el barrio Toma 7 de Mayo. Es un hábito de este gobierno.

Quién sí lo hizo fue Sofía Sanucci Giménez. La ministra -impulsada como una de las precandidatas a vicegobernadora- absorbió la sobredimensionada estructura “social” del gabinete neuquino, con el ensamblado ministerio de Niñez, Adolescencia, Juventud y Ciudadanía. Pese a la especificidad de su materia, se limitó a criticar, vía Twitter, la cobertura del hecho que hicieron los medios. En la misma red social, el día del crimen, posaba con 81 colaboradores por un “nuevo desafío”.

Correr así el eje de la realidad expone, en este caso, dos temas: 1) el clasismo con el que Provincia aborda la niñez, al pensarla desde las golosinas y los festivales de fin de semana y; 2) la negación de los problemas sociales que la provoca la profunda desigualdad de Neuquén. Los medios seguramente deban revisar sus protocolos, pero pensar que un mal tratamiento periodístico fue lo más grave del caso, es una falta de respeto a los neuquinos y se acerca mucho más a un incumplimiento de los deberes de funcionario público. Resulta anecdótico cómo este Movimiento Popular Neuquino destiñe con sus actos cada vez más las siglas de su sello.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Análisis: Una ministra de otros asuntos