Gutiérrez sobre el crimen del nene en Neuquén: «llegamos tarde»

Tanto el gobernador de Neuquén como su gabinete reconocieron fallas en el caso del nene asesinado, pero inistieron en la responsabilidad social.





El lunes, en Neuquén, se conoció que un niño de 2 años fue asesinado en el barrio Toma 7 de Mayo a causa de violencia física y que ese mismo niño fue violentado sexualmente. Por el crimen, esta detenido su padrastro, sindicado como principal sospechoso. El caso puso en tela de juicio la actuación del Estado. Hoy, el gobernador Omar Gutiérrez y parte de su gabinete, se refirieron al tema en un conferencia de prensa convocada para presentar el balance de los 5 años de la línea 148 y el Plan de Reducción de Brecha Digital Educativa. Reconocieron falencias pero insistieron en el trabajo articulado con la sociedad.

En este sentido, el gobernador aseguró que el «estas problemáticas y dificultades están presentes y convivimos y requiere y exige que toda la sociedad tome conciencia de estas situaciones«. Aseguró que la mejor alternativa es «trabajar en equipo con la sociedad» y pidió «perder el temor de hablar» para así «poder llegar a tiempo». «Sino como en la vida de este niño llegamos tarde, en términos colectivos y sociales llegamos tarde«, reconoció.

Además, insistió en que «lo que ha acontecido desde ya que nos interpela porque es una situación prácticamente indescriptible, dolorosísima que entraña y refleja un sinnúmero de situaciones y que debe llamar la atención a cada uno de nosotros en nuestros distintos roles: ciudadanos, familiares, sociales» y aseguró que «es un hecho de máxima ponencia, dolorosísimo, tritísimo, pero no es un hecho aislado». En ese sentido resaltó que «se han más que duplicado las situaciones en la cuarentena» y que eso «requiere que toda la familia del pueblo neuquino enfrentemos estas situaciones»

También, el mandatario provincia señaló que «hemos estado a requerimiento de la investigación del primer minuto y vamos a estar hasta último minuto para que se sepa con claridad y contundencia toda la verdad, para que esto nunca más vuelva a repetirse y pasar».

Y reconoció que «este hecho refleja y demuestra clara y contundentemente que hay mucho mas por avanzar y por hacer en honor también, y en la memoria a este niño».

Cerró que para que las víctimas «puedan hablar (…) es una responsabilidad colectiva, interinstitucional y en la cual el Estado, los distintos niveles del Estado y los funcionarios tenemos nuestra responsabilidad, al servicio de esa escucha atenta».

En la conferencia también estuvieron presentes el ministro Jefe de Gabinete, Sebastián González; la ministra de Seguridad, Vanina Merlo; la ministra de Niñez, Adolescencia y Ciudadanía, Sofía Sanucci Giménez; el ministro de Gobierno y Educación, Osvaldo Llancafilo; la presidenta del Consejo Provincial de Educación, Ruth Flusch; la ministra de las Mujeres y de la Diversidad, María Eugenia Ferraresso; entre otros y otras funcionarias.

Sobre el hecho, González señaló que «este hecho que nos llenó de horror y tristeza» y aseguró que es «una muerte que nos interpela a todos» y que «nos obliga a todos a redoblar el esfuerzo para garantizar que se cumplan efectivamente estas leyes que la provincia de Neuquén ha sancionado (…) para que no ocurran más hechos como estos en ningún rincón de nuestra provincia».

Además tomó el dato del informe presentado minutos antes sobre el trabajo de la línea 148 durante los primeros cinco años de existencia para resaltar la importancia de la existencia de este dispositivo y otros: «casi 2000 casos de violencia en 5 años, son los que se han evidenciado gracias a que existe este dispositivo que es uno más de los varios dispositivos que el Estado provincia ha puesto en marcha para combatir este flagelo que es la violencia contra los niños, las niñas y los adolescentes, que es una enfermedad social y que amenaza los más preciado que puede tener una sociedad que es su juventud».

El ministro además resaltó que es «una grave enferemedad social que no reconoce fronteras» y que sucede en todo el país. Al respecto aseguró que «nos convoca a trabajar para que no haya un niño más muerto» y resaltó que «es una tarea de toda la sociedad».

También sobre la muerte del niño que conmovió a Neuquén en el inicio de la semana, habló la ministra Merlo que coincidió en que es un «terrible crimen» que «realmente nos interpela» y aseguró que «tenemos un fuerte trabajo por delante».

Sin embargo, destacó que gracias al trabajo conjunto de los distintos estamentos del Estado se llegó a «una respuesta rápida«, en relación con la detención del padrastro del niño, sindicado como principal sospechoso del crimen».

En tanto que la ministra de Niñez, Adolesencia y Ciudadanía resaltó que «no es un caso, son personas, es un niño, son hermanos y desde ese lugar es nuestra obligación de abordar con responsabilidad y articuladamente, el Estado en sus tres poderes, no sólo para que lo que está pasando, sino como reforzar nuestras políticas públicas en materia de prevención y promoción de los derechos para que cada situación sea persona y no sea caso

«Desde ahí es que todas las instituciones (…) nos articulamos para poder generar el mejor plan de acción para nuestras niñeces» y que «nuestra obligación como Estado es garantizar que nuestros dispositivos sigan mejorando». «Este niño nos interpela a todos y nos interpela desde el corazón, desde la humanidad, desde la vida misma y ese es el lugar que nosotros como Estado debemos cumplir. Garantizar que las situaciones sean abordadas con su debido respeto y garantizar también que no se vulneren esos derechos que hacen a la protección del interior superior del niño», cerró


Comentarios


Seguí Leyendo

Gutiérrez sobre el crimen del nene en Neuquén: «llegamos tarde»