Angelici, Macri y los enemigos íntimos

#

El presidente cree que la “operación” es contra su gestión.

Comenzaron las elucubraciones. La “bomba” explotó y ahora todos tejen sus teorías respecto de cómo fue la maniobra que generó que el contrato de Carlos Bianchi con Boca se público y masivo. El presidente Daniel Angelici y su “jefe” Mauricio Macri creen que existe una conspiración, pero busca atacar directamente a la directiva. “Probablemente tenga un enemigo dentro del club porque no tengo dudas de que el contrato salió del club. Estoy convencido que la copia salió del club y no la dio Bianchi”, afirmó Angelici en declaraciones realizadas a TyC Sports. De esta manera, el titular también despejó las dudas que mostrara antes el protesorero de Boca, Marcelo London, quien puso en duda que la copia del contrato de Bianchi haya salido del seno de la institución. Sobre dicho convenio, Angelici señaló que “esta pesificado y el dólar tiene un tope. Un año es a 6 pesos, otro a 6,30. Eso lo hicimos pensando en una estampida del dólar, tal como sucedió”. El jefe de Gobierno porteño, quien “bendijo” a Angelici para ocupar el sillón que supo ser suyo, opinó en los mismos términos: “Me parece que esto fue más una agresión al presidente para complicarle la vida, que está apoyando a un técnico que está buscando resultados, que al propio técnico”, sostuvo Macri por radio La Red. Y si bien el caso hizo mucho ruido en el ambiente, el dirigente del PRO aseguró no sorprenderlo. “En Boca es muy difícil guardar secretos”, dijo, y cuando se le preguntó si era una “opereta” contra Angelici y no contra Bianchi, el entrenador respondió: “Me parece que sí”. Lo dijo incluso sabiendo el encono que mantiene con el técnico más ganador en la historia de Boca. Según Angelici, el contrato no se hizo público desde el club porque “hay mucha gente sin trabajo y gente que se levanta a las 5 de la mañana y va a trabajar por 4 mil pesos, sino pondría todos los contratos, los del técnico y los jugadores, en la página web del club”. Cuando se le preguntó si había hablado con Bianchi, señaló que lo hizo en dos ocasiones desde que se diera a conocer las cifras del contrato. “Ayer (martes) estaba molesto, pero lo noté muy firme, muy convencido. Hoy (ayer) hablé de nuevo y le dije que todo esto era contra el presidente del club porque en un principio pensó que era contra él”, comentó. El episodio se da con un comienzo poco feliz de Boca que viene de perder con River en Córdoba. Al preguntársele por los motivos que pudieron llevar al periodista Feinmann a mostrar el contrato, el titular de Boca indicó que “me llamó la atención que lo muestre después de perder un clásico porque el periodista lo tenía desde noviembre del año pasado. Si le hubiésemos ganado a River no lo mostraba hubiera buscado otro momento para hacer daño”. “Me invitó a que le contestara no tengo nada que contestarle. Con él no tengo ningún interés en hablar. Puede creer que le debo la presidencia a él y después se enojó porque no puse publicidad en su programa”, manifestó.

fútbol de afa


Comentarios


Angelici, Macri y los enemigos íntimos