Aniversario de General Roca: la construcción marca el pulso de la ciudad

Presente y futuro del sector contado por sus protagonistas. Por dónde pasa hoy la dinámica de la actividad, quiénes inyectan dinero en las obras y aspectos a los que se debe prestar atención.





La construcción es una de las actividades que mejor muestra la cara de una ciudad. Es un rubro que habla de dinamismo, desnuda carencias e indica el rumbo hacia dónde se quiere crecer y la forma de hacerlo. Es un segmento en el cual cada protagonista vive su propia realidad. Por estos días se observa en la ciudad mucho movimiento en obra luego de un largo tiempo de cuarentena e incertidumbre.

Ahora, las preguntas que surgen son varias: en qué nivel está la actividad hoy?, se alcanzaron los volúmenes pre cuarentena, queda mucho para crecer?, qué hace falta para crecer?, quiénes están construyendo hoy? y qué le espera a la ciudad en este rubro?

Con motivo de este nuevo aniversario de la ciudad trataremos de responder algunos interrogantes de la mano de varios actores de la construcción, quienes dieron su visión de lo que acontece a nivel local en este segmento.

Las ventas de hormigón elaborado también muestran que el sector se está moviendo.

Ellos son Néstor Sarasola, titular de Eraiki, empresa constructora que desarrolla uno de los emprendimientos de mayor envergadura en la ciudad en la esquina de calles Sarmiento e Hipólito Yrigoyen; Agustín Fernández, gerente de Hormigonera Puente Cero; Guillermo Urdínez, titular de SIA Construcciones; Rafael Greck, gerente comercial de compras de Corralón Isla y Dante Scantamburlo junto a Nahuel Scaiola, representantes de Pinturerías El Dante.

“No veo un crecimiento estratégico ni estudiado, es necesario pensar y debatir qué ciudad queremos a futuro”.

Néstor Sarasola, titular de la firma constructora Eraiki.

Consultados sobre el presente de la construcción en Roca, Sarasola consideró pertinente diferenciar la construcción formal de la informal. “Es un muy buen momento para la construcción informal. La pandemia hizo considerar en muchos la mejora del hábitat y así proliferan las ampliaciones, las piletas, etc. La inflación también colaboró porque muchos buscan resguardo a la pérdida de poder adquisitivo en la construcción.

El plan Procrear o Casa Propia también la impulsa. Pero, la economía informal es trabajo no registrado (en negro), sin controles por parte de la Secretaría de Trabajo ni de Seguridad e Higiene. Esto significa riesgo y exención impositiva. La otra construcción, la del trabajo en blanco, tiene un presente muy complicado con escasas posibilidades en el trabajo privado por los costos impositivo y laboral y ausencia de obra pública.

La participación que se le está dando a las cooperativas en obras oficiales también la afecta por tratarse de una competencia desleal. Las consecuencias en la economía y en la seguridad social que trae esta situación no precisa ser descripta, menos sus consecuencias futuras”.

“Roca es bastante independiente en cuanto a su economía, las expectativas que teníamos se han cumplido”.

Dante Scantamburlo, titular de la firma Pinturerías El Dante.

Para Agustín Fernández, la ciudad atraviesa un buen presente. Dijo: “Hay muchísima obra. En los últimos seis meses la construcción despegó y se nota, el índice de la Cámara de la Construcción dice que el sector creció un 23% en el semestre en comparación con el año pasado. Estimo que Roca mejoró esos valores en un 50%. Acá se construyó muchísimo más que años anteriores, se nota en los corralones porque faltan materiales por la alta demanda, nos pasó a nosotros”.

Rafael Greck, de Corralón Isla, aclaró sobre este punto que “hoy estamos un 15% abajo en volumen de ventas en todos los números y eso que el 2019 no fue un buen año de la construcción. De todas maneras en pandemia hay que decir que el rubro constructivo fue uno de los más beneficiados”.

El directivo continuó diciendo que “nos faltan los meses más importantes que son septiembre, octubre y noviembre que ahí levanta muchísimo el sector. La construcción es otoño-primavera. Creemos que el cierre de año va a ser bueno; las elecciones van a soltar un poco más de plata a la calle. Además las fábricas ya están con entrega más fluida de materiales. Para esta fecha el año pasado costaba conseguir insumos”.

Desde la experiencia de Guillermo Urdínez, de SIA Construcciones, “la construcción en particular tuvo un impulso muy grande en los últimos tiempos donde colaboró mucho el tema del dólar blue (no oficial). Hay mucha gente que tiene sus ahorros en dólares y el dólar blue al tener una diferencia tan grande con el oficial hace que el costo de la construcción baje. Históricamente el costo del metro cuadrado de construcción en promedio estuvo en 1.200 dólares y bajó a 700, ahí hubo una explosión”.

En el rubro pinturas, El Dante es un caso particular para la plaza roquense. De raíz neuquina, la firma tuvo que atravesar un proceso de adaptación que terminó de afianzarse luego de un tiempo. “Costó para que nos identificaran como pinturería, más en este lugar donde estamos que fue iglesia, casa de electricidad, venta de autos, carnicería. Pero nos hemos adaptado a la zona y hemos generado un buen posicionamiento en el rubro”, dijo Nahuel Scaiola.

“Nos hemos adaptado a la zona y hemos generado un buen posicionamiento en el rubro a partir de la buena atención”.

Nahuel Scaiola, responsable de marketing y e-commerce de Pinturerías El Dante.

El titular de la firma, Dante Scantamburlo, indicó a su turno: “La nuestra es una empresa familiar y así fue como tomamos la decisión de invertir en Roca hace unos diez años atrás. Esta es una plaza atractiva, ayuda a diversificar, tiene otra economía distinta a la de Neuquén. Es bastante independiente en cuanto a su economía. Las expectativas se han cumplido, hemos crecido lentamente pero siempre avanzamos, estamos satisfechos y agradecidos con la comunidad de Roca”.

Planificación y obra pública


Otro de los aspectos a tener en cuenta en una ciudad dinámica es saber hacia dónde crecer de manera ordenada y sin perturbar ámbitos productivos. En este sentido, Sarasola aporta su mirada.

“Considero, sin ser un especialista, que se debería buscar la compactación urbana y un crecimiento planificado con infraestructura prevista. Aunque esto no le guste a algunos desarrolladores. Hoy se permite un avance sobre tierras productivas, loteos sin previsión de infraestructura básica. Se extienden redes existentes lo que obliga a exigir en presión a cañerías troncales vetustas que no resisten, no veo un crecimiento estratégico ni estudiado. Me parece necesario pensar y debatir qué ciudad queremos a futuro, aunque carecemos de estadísticas de crecimiento con lo cual se dificulta la tarea. La consulta a Urbanistas reconocidos sería muy necesaria”, aseguró.

Agustín Fernández dice lo suyo: “La ciudad está en pleno crecimiento; de todos modos le falta muchísimo desarrollo. Comparo con Villa María en Córdoba, con condiciones muy similares a esta ciudad, y la verdad es que en la última década le sacó ventaja, parece el primer mundo, la diferencia es impresionante. Roca se ‘achanchó’ en los últimos diez años. Desde que nosotros estamos como hormigonera en Roca las únicas viviendas que se entregaron fueron las que están cerca de las 827 viviendas, fue hace unos días atrás. Eso es muy poco para una ciudad con la importancia que tiene Roca en la provincia”.

“Si tuviéramos un sistema crediticio que permitiera a la gente endeudarse razonablemente hoy tendríamos fila en el negocio”.

Guillermo Urdínez, titular de la firma SIA Construcciones.

Para Urdinez, “en Roca deben estar haciendo falta unas 5.000 viviendas. Si se reactiva el crédito hipotecario vamos a tener mucho trabajo. Ahora se ve una caída en el nivel de construcción, hubo un boom cuando el dólar se fue a 180 pesos. Lo que pasó en Roca fue igual en todos lados: cuánto hace que no hay viviendas populares. Hoy estamos ampliando el edificio de una escuela en Cinco Saltos, pero en general hay muy poca obra pública”.

Por dónde pasa hoy la construcción en la ciudad


En general se ven obras en el casco céntrico enfocadas en departamentos para alquiler en complejos de hasta dos plantas y en barrios privados en aquellas destinadas a viviendas unifamiliares”, analizó Sarasola.

Para Rafael Greck el ritmo de la construcción pasa hoy por “las empresas que tienen desarrollos privados, el 80% del movimiento que se ve es privado”.

El titular de SIA Construcciones indicó que “hay un sector de la población que hoy tiene ahorros y los vuelca a la construcción, la demanda pasa por ellos. El tema es que si tuviéramos un sistema crediticio que permitiera a la gente endeudarse razonablemente hoy tendríamos fila en el negocio”.

A su turno Fernández sostuvo que “hay mucha obra mediana. Es distinta la economía que se maneja para una vivienda particular o para hacer una obra rentable para el día de mañana. Hay clientes que llevan la casa a ritmo más tranquilo pero invierten fuerte en departamentos que luego van a vender. Hay mucha obra de 8, 10, 12 departamentos que se están haciendo para vender o alquilar. Hay muchas obras grandes activas también, 4 o 5 edificios que estaban parados y ahora se los ve en marcha”.

Mirar hacia adelante y actuar en consecuencia


Lo que depara el futuro en materia constructiva también fue motivo de consulta y los entrevistados dieron su parecer.
Guillermo Urdinez sostuvo que “la construcción es el caballito de batalla para hacer crecer la economía rápidamente, acá hay un gran potencial y estamos listos para afrontar lo que venga”.

“El ritmo de la construcción pasa hoy por las empresas con desarrollos privados, el 80% del movimiento que se ve es de ese tipo”.

Rafael Greck, gerente comercial de compras de Corralón Isla.

Rafael Greck puntualizó que “Roca está acompañando esta recuperación del sector y creemos que va a continuar así, somos optimistas con el tema constructivo en la ciudad. Estimamos que va a recuperar los niveles de 2019, que si bien no fue excelente tampoco fue un año malo. En la construcción los años 2014 y 2015 fueron los mejores de los últimos 20 años… lejos. Ahora, como no se puede comprar dólares la gente opta por refugiarse en materiales que en cierta forma acompañan los movimientos de esa moneda”.

Para Néstor Sarasola “el mercado local, entiendo que referido a la construcción, inmobiliario específicamente, es un mercado muy chico comparado con otras ciudades. El crecimiento dependerá de la economía y de lo que hagamos, desde el lugar que tengamos, cada roquense por nuestra ciudad. Las grandes ciudades en el mundo no compiten por la instalación de una oficina pública o un lugar en una lista sábana, dan la pelea por mejorar la infraestructura, por la seguridad, por el acceso a la educación y a la salud. Y por los atractivos: lo turístico, lo cultural, la gastronomía, la bonomía de la gente en el trato al visitante”.

“Hoy hay mucha obra de 8, 10, 12 departamentos que se hacen para vender o alquilar; la obra grande también se reactivó”.

Agustín Fernández, gerente de Hormigonera Puente Cero.

Agustín Fernández aportó su mirada e indicó que en materia de construcción “queda mucho camino por recorrer, a Roca le queda mucho para crecer. Acá se puede hacer mucho más, hace falta más gente que confíe en Roca. Está visto que se puede hacer porque hoy la construcción en la ciudad levantó un 50% en plena pandemia, y eso que no hay crédito, no hay nada. Hay facultades, está el Iupa, hay demanda de departamentos, hay sectores que tienen potencial, hay que explotarlo, proyectar, pensar hacia adelante”.


Comentarios


Seguí Leyendo

Aniversario de General Roca: la construcción marca el pulso de la ciudad