Aparecieron los barilochenses perdidos en la Línea Sur

Estaban en la escuela del paraje Chacay Huarruca, al sur de Pilcaniyeu, donde se protegieron cuando la nieve complicó los planes.





Las cuatro personas de Bariloche que habían sido dadas por desaparecidadas en la Línea Sur, adonde se habían aventurado a pesar de los malos pronósticos meteorológicos, se guarecieron en la escuela de Chacay Huarruca, desde donde avisaron que se encuentran en buen estado. Se trata de un paraje de la estepa rionegrina ubicada al sur de Pilcaniyeu, por la ruta provincial 80.

El grupo había ido en dos camionetas para repartir regalos que habían reunido en una campaña solidaria. Son muy comunes las caravanas que desde Bariloche asisten a los puestos y parajes de la Línea Sur con alimentos y ropa.

Alrededor de 60 personas participaron del operativo de búsqueda de los cuatro. Habían salido el sábado con el plan de repartir juguetes en varios parajes de la Línea Sur.  Las personas extraviadas fueron identificadas como Adolfo Pignon, Hugo Trejo, Alicia Ocampo y su hijo Juan Gallardo.

La incertidumbre previa

El jefe del Splif Bariloche, Orlando Báez, había dicho a media tarde que la situación “es bastante compleja”, ya que no existe indicio alguno sobre las cuatro personas desaparecidas (tres hombres y una mujer) y tampoco hay rastros de las dos camionetas en las que se desplazaban. Los rastrillajes por tierra en las rutas de la zona no dieron resultado alguno y tampoco aportó datos el sobrevuelo con un helicóptero privado, que se realizó al mediodía.

Báez reconoció que a medida que pasan las horas la situación era más preocupante. Explicó que trabajaron con personal del Splif, Protección Civil, bomberos de Comallo y la brigada rural de la policía, a los que también se sumaron ayer efectivos de Gendarmería, con el propósito de intensificar la búsqueda. 

Las personas extraviadas salieron de Bariloche a primera hora del sábado en una camioneta Ford Ranger y una Toyota Hilux luego de realizar una campaña solidaria de recolección de juguetes y tenían intención de distribuirlos en Las Bayas, Ñorquinco, Fita Miche y Río Chico. 

La desaparición fue denunciada por sus familiares y desde entonces interviene la Justicia, a través de los fiscales Betiana Cendón y Marcos Sosa Lukman. Según se informó, por ahora solo se trata en lo formal de una “averiguación de paradero”.

Báez señaló que la presunción más firme es que ingresaron a la zona de estepa por la ruta 23 y luego desviaron hacia el sur por la ruta provincial 80, con destino a Las Bayas. Pero ya tienen comprobado que “sobre la ruta no están” y la hipótesis más firme es que tuvieron dificultades e ingresaron a algún puesto rural “a esperar que baje la nieve”. 

La escuela está efectivamente en esa zona, poco antes de llegar a Ñorquinco. La ruta llega hasta El Maitén, en la provincia de Chubut.


Comentarios


Seguí Leyendo

Aparecieron los barilochenses perdidos en la Línea Sur