“Apostamos a la producción; por ahora nos está ganando la inseguridad”



Un total de 57 lanares, una vaca preñada y el incendio de una chacra es el saldo que lleva cuantificado un productor ganadero de la colonia agrícola del Valle Inferior tras la acción del cuatrerismo en menos de un año y medio. Los perjuicios fueron estimados en unos 80.000 pesos.

El damnificado es Gustavo Ribera Tintori. Fue víctima de 11 hurtos en unos predios que posee a pocos kilómetros de la Ruta 3, entre el destacamento policial de La Balanza y las oficinas que el Instituto de Desarrollo del Valle Inferior (Idevi) posee en la zona de chacras.

Entre los primeros hechos delictivos, según cuenta a “Río Negro”, figuran el del 31 de marzo de 2015 cuando le sustrajeron de la vivienda que ocupa, un arma, 150 municiones, dinero en efectivo y otros elementos. Cinco meses después, desconocidos ingresaron por un alambrado y le faenaron tres borregas.

El 15 de diciembre de ese año, cuando estaba en el campo, vio pasar a cuatro sujetos en moto. Cuando llegó a la casa, se encontró con grandes destrozos. Esa misma noche, los sujetos ingresaron a otra chacra vecina le pegaron a su peón, y le faenaron 17 ovinos. Ribera se mostró molesto también por el ensañamiento con el que actúan. Puso como ejemplo que el 20 de noviembre pasado, coincidiendo con un viaje suyo, un vecino le informó que ese día le dispararon a otros 11 corderos que quedaron muertos en el lugar. Además “carnearon la vaca en el lugar y dejaron solamente la cabeza y la panza, se llevaron hasta el cuero y había huellas de motos”.

Ribera señala que “siempre hice las denuncias y todo está certificado en la Policía, asistí a varios allanamientos en el barrio Lavalle, los muchachos de la Brigada Rural ya me conocen, nunca aparecieron las cosas de valor que me llevaron, y después estuve un año para que (la Justicia) me devuelva una mochila”.

“Nosotros estamos apostando a la producción;por ahora nos está ganando la inseguridad. Tomé créditos para la compra de animales que todavía estoy pagando; sin embargo, si esto sigue así, venderé todo y alquilaré las chacras para pastura”, concluyó desanimado.

El dato

Datos

$ 20.000
es lo que se calcula que cuesta un animal faenado en el mercado, en forma clandestina.

Comentarios


“Apostamos a la producción; por ahora nos está ganando la inseguridad”