Aprender a través de los videojuegos, el desafío gamer de la UNRN

La Sede Andina de la Universidad Nacional de Río Negro creó un Club Gaming, para participar de la Liga Universitaria de eSports. Los “Zorros Andinos”, un ejemplo a imitar por otras instituciones.





Hace mínimo dos años que los deportes electrónicos (o eSports) están en pleno crecimiento en nuestro país. La escena global no puede quedar fuera de esto: desde 2018 en adelante se produjo una explosión definitiva del género, aún cuando ya se había popularizado años antes. En este contexto, la Universidad Nacional de Río Negro da un paso grande a través de la Sede Andina, con el armado de un Club Gaming para participar de un torneo de League of Legends.


Según el Departamento de Comunicación de la UNRN, “la Licenciatura en Diseño Artístico Audiovisual (LDAA) dio el primer paso con el armado de un equipo mixto denominado “Zorros Andinos”. Los y las integrantes del equipo, parte del Club Gaming de la Sede Andina, participarán de un clash, un torneo interno de LOL que permite empezar a dar los primeros pasos en torneos competitivos dentro de su nivel mientras se preparan y fortalecen como equipo en vistas de los torneos de LUDENS (Liga Universitaria de Deportes Electrónicos), promovidos por la Asociación de Deportes Electrónicos y Video Juegos de Argentina”.

Así las cosas, la UNRN dará un paso muy importante a nivel regional, nacional y hasta continental. ¿Por qué tanto? Porque en Europa y sobre todo en Asia, es más frecuente ver la organización de equipos universitarios de esports. Sin embargo, es mucho más difícil encontrar experiencias similares más cerca.

El equipo Zorros Andinos está conformado por Mateo Gómez, Franco Padoani, Julian Sica, Leandro Navarro, Marcia Villalba y Santiago Medina. En simultáneo, Marcia se desempeña como coach y coordinadora de los equipos, mientras Leandro se desempeña como videoanalista y coach. Ambos son estudiantes avanzados de la LDAA.

Los “Zorros Andinos” dieron a conocer su logotipo y también la conformación del equipo. Serán seis los integrantes.


El Club Gaming de la Sede Andina sigue creciendo y a la fecha tiene en proceso de formación dos equipos de League Of Legends, un equipo de Counter Strike Global Offensive y un equipo de Valorant. El objetivo del Club Gaming es consolidarse como un espacio de encuentro y entrenamiento para participar de los torneos de la Liga Universitaria de eSports.

Uno de los integrantes del equipo, Mateo Gómez (18 años), ingresante en la LDAA, cuenta que “el League of Legends es un juego que marcó toda mi adolescencia, lo juego desde su temporada 5 (2015). Me parece una iniciativa muy fresca el tener un equipo de este juego en la universidad, está muy bueno compartir y tomar en serio este juego con otras personas. Como jugador me gustaría aprender de otros y seguir mejorando.”

¿A qué se debe el proyecto? Para ello, mejor recurrir a la directora de la carrera, la diseñadora en Imagen y Sonido Mónica Muñoz: “En la Licenciatura nos interesa que los y las estudiantes tengan relación con el área desde un abordaje académico, recreativo y complementario de la vida universitaria y que, de este modo, puedan visualizar las amplias posibilidades que brinda la industria de los videojuegos en múltiples áreas, que van desde el diseño, pasando por la investigación, hasta los grandes eventos y/o espacios de aprendizajes significativos y de pertinencia de nuestra carrera”.


Esto no es un capricho. Los videojuegos están a un paso de convertirse en la mayor de las industrias culturales, y si la tendencia iba en alza pre cuarentena, lo que ocurrió en el aislamiento rompió todos los récords. Mientras los ingresos del cine y la televisión han aumentado en los últimos años a un ritmo del 2,5% anual, se espera que este 2020 el videojuego crezca en torno a un 10%, con lo que se situaría por delante del resto de industrias culturales con una facturación aproximada en Argentina de más de 1.200 millones de dólares anuales según las últimas estadísticas de la Asociación de Desarrolladores de Videojuegos Argentinos (ADVA).

Los deportes electrónicos están creando miles de nuevos empleos y a su vez genera una nueva demanda de personas con habilidades específicas como diseño, creación de contenidos, dibujo, diseño 3D, community manager, producción de eventos, guión, edición, periodismo especializado en eSports, videoanálisis y más. Incluso excede esto para formar la estructura del equipo: hacen falta preparadores físicos, casters (relatores), coordinadores de competencias, coach psicológicos… Es por su diversidad en esta demanda, que alterna entre lo audiovisual y lo deportivo, que el Club Gaming de la Sede Andina es acompañado desde el área de Deportes y Vida Estudiantil por Emiliano Goye, y desde la Licenciatura en Diseño Artístico Audiovisual por su directora, Mónica Muñoz.


Comentarios


Aprender a través de los videojuegos, el desafío gamer de la UNRN