Aramco emitió bonos por 8.000 millones de dólares

La firma volvió a los mercados por primera vez en el año para poder pagar los dividendos de US$ 18.750 millones del tercer trimestre. La empresa vendió a tres, cinco, diez, treinta y cincuenta años.




La caída del 45% en los ingresos que registró la firma a nivel interanual complicó sus planes para pagar el dividendo de US$ 18.750 millones. (Foto: gentileza)

La caída del 45% en los ingresos que registró la firma a nivel interanual complicó sus planes para pagar el dividendo de US$ 18.750 millones. (Foto: gentileza)

La petrolera estatal de Arabia Saudita y la más grande del mundo emitió bonos por 8.000 millones de dólares en diferentes plazos para cubrir el pago de dividendos que no logró recaudar por la caída en los ingresos que registró en el tercer trimestre del año. Es la primera vez desde abril del año pasado que regresa a los mercados.

La caída de los precios del crudo y la baja demanda provocó que las ganancias cayeran un 45% en entre julio y septiembre de este año, lo que la dejó incapaz de generar suficiente efectivo para financiar los pagos prometidos a los accionistas que alcanzaron los 18.750 millones de dólares en el período. El grueso del dinero será dirigido al gobierno de Arabia Saudita que necesita los ingresos para cubrir el creciente déficit presupuestario y apuntalar la economía.

En detalle la firma emitió US$ 500 millones en bonos a tres años, otros US$ 1.000 millones a cinco años, unos US$ 2.000 millones a diez años, otros US$ 2.250 millones a treinta años y un monto similar a cincuenta años. El precio varió entre el 1,32% para las notas más cortas y el 3,65% para la parte a 50 años.

El monto total de pago a sus accionistas para este año se fijó en US$ 75.000 millones de los cuales la firma se comprometió a pagar 18.750 por trimestre, pero la crisis del sector no acompañó los ajustados números.

En paralelo, la empresa también debe buscar cómo saldar la compra del 70% de SABIC una de las petroquímicas más importantes del mundo, controlada por el gobierno saudita, que adquirió por US$ 69.100 millones en el arranque del año.

La compañía con sede en Dhahran, calificada como A1 por Moody's Investors Service, redujo gastos, recortó empleos y está considerando vender algunos activos menos estratégicos para ahorrar dinero para sus pagos a los accionistas.

Cuando Aramco se listó en la Bolsa de Valores de Arabia Saudita el pasado diciembre aseguró que pagaría un dividendo de US$ 75.000 millones de dólares, al menos, durante los primeros cinco años desde su IPO (Initial public offering). Sin embargo, el impacto del coronavirus en el mercado y el desplome de precios nubló su objetivo y es probable que la firma vuelva a emitir bonos de nuevo para saldar sus compromisos con inversores.


SUSCRIBITE AL NEWSLETTER ENERGÍAON
Todos los martes a las 8 con información de la industria energética.

Comentarios


Aramco emitió bonos por 8.000 millones de dólares