Ardió una cabaña y lo atribuyen a la causa palestina

Ocurrió en un complejo de Lago Puelo. Trabaja casi exclusivamente con israelíes.



#

El complejo se encuentra en el sector de Isla Sur. El 90% de sus huéspedes son israelíes jóvenes que terminaron el servicio militar.

LAGO PUELO

LAGO PUELO (AEB). En un hecho de violencia ocurrido hace 10 días, que recién tomó trascendencia ayer, el complejo turístico “Onda azul”, emplazado en el sector Isla Sur, resultó dañado por el estallido de una bomba incendiaria de fabricación casera que afectó buena parte de una cabaña.

Según la denuncia que investiga la policía del Chubut, un vecino observó el fuego en plena madrugada y dio aviso a los Bomberos, que lograron sofocarlo en pocos minutos. En el momento que ocurrió había cuatro turistas israelíes alojados, que salieron ilesos porque estaban durmiendo en otras habitaciones.

A criterio de Yoav Pollac, uno de los propietarios -de origen judío-, el hecho “podría estar relacionado a un panfleto que se arrojó en distintos lugares de la Comarca Andina”, pidiendo boicotear a los visitantes sionistas y en el que se manifiesta también su adhesión a la causa palestina. No obstante, ningún grupo u organización se adjudicó hasta el momento el atentado.

El empresario dijo a “Río Negro” que “interpretaciones no puedo hacer porque no quiero especular, solo puedo trasmitir los hechos concretos. Somos una familia que hace 11 años que estamos acá con un comercio turístico que se caracteriza por el perfil de sus clientes, que en un 90% son mochileros israelíes. Unos 40 mil han pasado por aquí durante este tiempo”.

Aclaró enseguida que “no son chicos enrolados en el ejército sionista, sino civiles que cumplieron con el servicio militar obligatorio y no tienen nada que ver con las decisiones políticas. Son parte de una realidad a veces muy difícil de comprender desde el otro lado del mundo, pero no les queda otra que formar parte de la sociedad en que viven”.

El referente de la agrupación kirchnerista Unidos y Organizados Martín Costa dijo que “cuesta creer que alguien considere que está haciendo un bien a la causa palestina o provocando algún inconveniente al gobierno de Israel con campañas de este tipo. Trasladar a la totalidad de un pueblo la culpabilidad sobre los crímenes de su Estado es de una brutalidad inadmisible”.

“Sin relacionarlo directamente con lo ocurrido, interpreto el panfleto como odio puro. Puede ser que quienes generan esa movida tengan buenos motivos y que decidieran tomar una causa política internacional a favor de Palestina, de hecho no tengo nada que decir porque yo elegí vivir aquí y no en Israel”. Dijo que “se genera un ambiente hostil, de xenofobia, donde siempre hay alguien que interpreta las cosas de una manera extrema”.


Comentarios


Ardió una cabaña y lo atribuyen a la causa palestina