Argentina cayó 2-0 ante Colombia, en el debut de la Copa América

Argentina jugó mal en el primer tiempo, no agarró la pelota, no generó situaciones y fue dominado por los cafeteros. En el ST tenía su mejor momento hasta que Roger Martínez definió con mucha potencia para inclinar el marcador. Duvan Zapata puso el segundo a 5' del final.



Cuando Lionel Messi, entre otras voces, dijo que la Argentina no era candidata al título, la consigna sonó como artilugio para sacarle cierta presión al equipo que comanda. Despojarse del rótulo de favorito, quizás le diera alas al novel seleccionado de Lionel Scaloni, creyeron algunos.
La primera presentación oficial del ciclo, dejó más dudas que luces y Colombia, que en ningún momento del partido respetó en demasía a Argentina, se llevó un justo triunfo por 2-0 en el estreno de ambos en la apertura del grupo B de la Copa América.

El pasado glorioso de la selección ha entrado en el oscuro túnel de la transición. Argentina está para el día a día ya que no le sobra nada. Al contrario, le falta orden, variantes ofensivas, movilidad de los volantes y también solidez defensiva. No alcanza para tener a Messi, que cansado de no recibir el balón en el primer tiempo, en el ST se tuvo que poner al volante de este colectivo sin destino fijo que es hoy por hoy esta nueva formación argentina.

Mal paso inicial
La primera parada en esta Copa América fue con derrota. Y el seleccionado no lo empezó a perder en los 45’ cuando lo merecía, sino en el ST cuando transitaba su mejor momento en el juego.
Después de un arranque furioso y esperanzador, dada la jerarquía de los jugadores argentinos, la ilusión se apagó rápido después de una habilitación de Lionel Messi para Sergio Agüero, que no pudo ser conectada por el Kun. Sería lo único de la Albiceleste en la etapa.
La supuesta dinámica del mediocampo quedó sólo en intenciones. Gio Lo Celso buscó trepar por la derecha, pero apenas fueron arrestos de voluntad individual dentro de un esquema desarticulado.
James Rodríguez y Juan Cuadrado rotaban en el medio cuando tenían la pelota, Argentina no podía tomar las marcas y tampoco tener la pelota cuando la recuperaba. La Albiceleste no fue capaz de filtrar un pase arriba y así el Kun Agüero entregó más voluntad que peligro para Ospina. Messi trató de abrirse más para visibilizarse, pero no había llegada de volantes al área del equipo de Queiroz, que lleva sólo 5 partidos al frente de su seleccionado.

Para el complemento, Argentina había acumulado tres situaciones de riesgo en 15’: un disparo largo de Paredes que se fue apenas afuera; una entrada al área de Messi, con caño incluido, y otro misil de Paredes que fue rechazado por Ospina, muy seguro en toda la noche.
En el mejor momento albiceleste llegaría el golazo de Roger Martínez, con un fuerte derechazo al segundo palo del arco de Armani. Tuvo suerte Colombia con los cambios. El ingreso del ex Racing Martínez, por Muriel, le dio más agresividad al ataque colombiano. También Queiroz acertó cuando a falta de 10’ mandó a la cancha a Duvan Zapata.
Cinco minutos más tarde, el ex Estudiantes le puso el pie a un centro desde la izquierda de Martínez para el derrumbe definitivo del seleccionado argentino.


Comentarios


Argentina cayó 2-0 ante Colombia, en el debut de la Copa América