Argentina, potencia mundial en el terreno de los e-sports

En las últimas semanas, nuestro país contó con una representación excepcional en las grandes competencias de e-sports. Desde Nico Villalba (FIFA) hasta el caso de Thiago Lapp (Fortnite), un repaso por el rendimiento de los jugadores albicelestes.



Nicolás Villalba, el argentino que llegó a semifinales del Mundial de FIFA... y perdió apenas por penales tras levantar un 1-4.

Nicolás Villalba, el argentino que llegó a semifinales del Mundial de FIFA... y perdió apenas por penales tras levantar un 1-4.

“Esa no es vida para un joven”. “Que se dediquen a algo más importante”. “Así no van a llegar a nada”. “No saben lo que es laburar”. Comentarios como estos se repiten nota tras nota cuando el tópico hace referencia a los jugadores de videojuegos, a los que conocemos como “gamers”.

Sin embargo, lejos de esa realidad, las últimas semanas demostraron que en nuestra tierra contamos con grandes exponentes de estas disciplinas.

Es que en pocos días, tuvimos resultados más que interesantes y en distintos juegos, lo que prueba que con constancia (y talento, obviamente) se puede llegar lejos. He aquí un repaso por algunos de los casos.


Nicolás Villalba fue el caso más reciente, puesto que este fin de semana alcanzó las semifinales en el Mundial de FIFA 19, disputado en Londres.

Si bien Nicolás siempre estuvo en el radar internacional de FIFA por sus rendimientos, "Ice Man" (apodo que se ganó por la sangre fría para los momentos claves) revalidó su status ante los ojos del mundo y estuvo muy cerca de llegar a lo más alto.


Es que en las semis, el argentino levantó una dura caída por 1-4 en el partido de ida y lo empató en el tiempo extra de la vuelta.

Incluso, contó con un mano a mano en el minuto 121 que no pudo aprovechar. Así, cayó por penales ante el alemán Mo Auba, quien terminaría siendo campeón del mundo. No habrá terminado con título, pero el torneo de Nicolás demostró por qué es un top mundial.


Thiago Lapp, más conocido como “K1ng”, fue una de las tendencias en los últimos días. Es que, con solo 13 años, logró quedar en el Top 5 en el Mundial de Fortnite y embolsó un premio de 900 mil dólares, aunque los impuestos lo hayan reducido considerablemente luego.

Su edad y su entrenamiento diario (entre 6 y 8 horas luego del colegio) despertaron polémica, pero el chico demostró que es tan profesional como cualquier otra disciplina… y se llevó un premio que pocos podrían conseguir en sus respectivos trabajos.


En la misma línea encontramos a Franco Medina, que mostró sus credenciales en el World Cyber Games y finalizó en el 4° puesto en el Clash Royale. ¿Un dato? Sólo podían jugarlo los 8 mejores jugadores del planeta.

No fueron los únicos casos, pero si de los más resonantes. Hubo varias muestras del gran nivel que hay en el país, aún cuando la infraestructura está lejos de ser la mejor y hasta la baja calidad de las conexiones de Internet conspiran contra los jugadores.

El elenco que representó a Argentina finalizó 7° en el ránking mundial dePUBGMobile. Matías Leveratto logró quedarse con un premio de 100 mil dólares en Magic. NikoM clasificó (junto con un equipo conformado por varios brasileños) a las minors del CS:GO en Polonia. Así, unos cuantos más.

No hay infraestructura y falta apoyo, pero talento sobra. Es momento de valorar los grandes rendimientos de estos profesionales de los e-sports.


Comentarios


Argentina, potencia mundial en el terreno de los e-sports