Argentina vuelve a ser mercado “emergente”

Luego de diez años, abandona la categoría de “mercado de frontera”. Esto abre la posibilidad de que grandes fondos globales compren acciones y bonos argentinos. La noticia se conoció en otro día inestable por la guerra comercial entre EE.UU. y China.



El dólar subió 0,75% y cerró a $46,389 promedio para la venta al público, en una jornada en la que los países emergentes sufrieron la apreciación de la moneda norteamericana y la escalada de tensión comercial entre Estados Unidos y China. En la misma línea, cayó el Merval y subió el riesgo país. Sin embargo, hubo una buena noticia: la compañía MSCI publicó la nueva composición de sus índices y confirmó el regreso de la Argentina a la categoría de Mercados Emergentes después de 10 años.

La guerra comercial entre China y Estados Unidos volvió a explotar este lunes cuando Bejing decidió responder a la suba de aranceles de Washington con una medida similar (ver página 18). La escalada volvió a pegar en las monedas emergentes. El l peso chileno se depreció un 0,70%, el real cayó 0,57% y la lira turca perdió 1,42%, según Bloomberg. En el segmento mayorista argentino, el dólar avanzó un 0,67% y finalizó a $45,10 en el Mercado Único y Libre de Cambios.

El índice S&P Merval de ByMA (Bolsas y Mercados Argentinos) descendió 3,4%, a 32.254 puntos.En cuanto a los bonos, el Bonar 2025 cayó 1,5% en dólares, mientras que el Bonar 2024 perdió 2,1 por ciento. El Riesgo País de JP Morgan, que cuantifica esta diferencia, subió 5% para la Argentina, a 943 puntos básicos.

Por otra parte, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) convalidó este martes una una nueva baja de tasas de las Leliq, de 31 puntos básicos, al finalizar en un promedio de 71,743% para un total adjudicado de $195.711 millones. A partir de esta operatoria se generó una expansión de liquidez de $21.504 millones.

La sociedad Morgan Stanley Capital International (MSCI) confirmó el lunes por la tarde que el índice de la Argentina se unirá a los de países como China, Brasil, Colombia, Rusia, Corea del Sur, Taiwan e India dentro de la categoría “Mercado Emergente”. Al igual que la Argentina, MSCI también ascendió a Arabia Saudita de categoría. Aunque fue confirmado este lunes, la decisión se hará efectiva al cierre de los mercados del 28 de mayo.

MSCI es una compañía proveedora de miles índices diarios sobre acciones, bonos, fondos de inversión, mercado de valores, deuda, a nivel internacional. Los índices MSCI son utilizados como prueba de rendimiento en los mercados y reflejan la evolución del valor de las compañías que cotizan en bolsa al analizar los diferentes riesgos y los posibles retornos. Es decir, impide o habilita en la práctica que varios fondos de inversión institucionales compren acciones o bonos argentinos.

Argentina había perdido la categoría de “mercado emergente” en 2009, y reclasificada como “mercado de frontera” por las estricciones que existían para el ingreso y salida de capitales del país.

La recalificación es considerada en medios financieros como la posibilidad de que las acciones que resulten favorecidas ya que el paso habilita a fondos de inversión a disponer una nueva parte de capital a los ADR argentinos (títulos que representan un número específico de acciones de empresas que cotizan en el exterior). Según distintas estimaciones de mercado, podrían dispararse órdenes de compra por entre US$ 1200 y 1400 millones.

Con la referida recategorización, la empresa MSCI comunicó que las acciones de ocho compañías argentinas quedaron incluidas en el índice, pero anoche aún no había informado cuáles. Las principales candidatas, considerando la capitalización bursátil de cada una, eran: YPF (YPF); Pampa Energía (PAM); Telecom Argentina (TEO); Grupo Financiero Galicia (GGAL); Banco Macro (BMA); Globant (GLOB); ; Transportadora de Gas del Sur (TGS); BBVA Banco Francés (BFR); Corporación América (CAAP); Loma Negra (LOMA); Edenor (EDN); y Central Puerto (CEPU).

“Ocho acciones argentinas serán sumadas, con un peso agregado del 0,26% del MSCI Emerging Markets Index”, informó sin mayores detalles la empresa en su comunicado.

El miércoles se conoce la inflación de abril y rondaría el 4%

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) dará a conocer este miércoles la variación del Índice de Precios al Consumidor de abril, que según los cálculos privados rondará el 4%.

A finales del mes pasado, el BCRA realizó su Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) en la que los agentes del sector financiero estimaron que el índice de precios subiría en abril el 4%. De alcanzarse esa cifra, sería una leve baja respecto al 4,7% registrado en marzo, pero marcaría un aumento del 55% en los últimos 12 meses.

A mediados de abril el gobierno lanzó una serie de medidas para alentar el consumo, como créditos a baja tasa a jubilados y beneficiarios de planes sociales, y también el lanzamiento del programa Productos Esenciales, que congela por seis meses el valor de 64 productos de primera necesidad. En esa oportunidad, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, aseguró que la inflación de abril arrojará un número menor en relación al 4,7% que se registró en marzo.

Admitió también que el oficialismo tuvo “un optimismo exagerado” a la hora de encarar el problema de la inflación.

Dato

$46,38
cerró el dólar para la venta minorista según el promedio del Banco Central. Fue una suba del 0,75%.

Cayó otra vez en marzo el uso de la capacidad instalada

La utilización de la capacidad instalada en la industria bajó durante marzo al 57,7% en relación al 66,8% de igual mes del año pasado, informó ayer el Indec, lo que representa una baja del 13,62% respecto del marzo.

Esta caída en el uso de la maquinaria industrial acompañó el retroceso del 13,4% de la producción industrial.

Los bloques sectoriales que presentaron en marzo niveles de utilización de la capacidad instalada superiores fueron: Refinación del petróleo, 76,6%; Papel y cartón, 71,1%; Sustancias y productos químicos, 69,6%; Industrias metálicas básicas, 64,8%; Productos del tabaco, 63,8%; Minerales no metálicos, 62,4%, y Edición e impresión, 58,1%.

Mientras que los bloques sectoriales que se ubicaron por debajo del nivel general de la industria fueron: Productos alimenticios y bebidas, 55,7%; Textiles, 49,8%; Caucho y plástico 48,7%; Industria metalmecánica, 43,1%; y la industria automotriz, 35%.

La posibilidad de que la posibilidad se revierta, en el corto plazo, aparece como escasa según un relevamiento hecho por el Indec entre empresarios. El 55,9% de los consultados creen que la utilización de la capacidad instalada no cambiará hasta junio, mientras que un 34,8% anticipó que seguirá en baja, y solo el 9,3% considera que se incrementará.


Comentarios


Argentina vuelve a ser mercado “emergente”