Entrevista con “Río Negro”: María Kodama en Neuquén

La viuda de Jorge Luis Borges está de visita en la ciudad de Neuquén en el marco de la Feria Internacional del Libro, que comenzó hoy viernes al mediodía. Kodama dará su conferencia a las 19:30, donde presentará su libro “Homenaje a Borges”. Antes, se encontró con “Río Negro” en una charla íntima.





#

Matías Subat

Hoy al mediodía se dio inicio a la V Feria Internacional del Libro de Neuquén, una propuesta que, bajo el lema “Somos lo que leemos”, reunirá todo tipo de actividades relacionadas con los libros, la escritura y la lectura. Habrá una gran feria con stands de exposición y venta de libros, así como conferencias, charlas y talleres de los más variados.

Pero a las 19:30, en el auditorio del Museo Nacional de Bellas Artes (Mitre y Santa Cruz) llegará el primero de los platos fuertes: Maria Kodama, la viuda de Jorge Luis Borges, dará su conferencia. Tal vez la excusa de su conferencia es la presentación de su libro “Homenaje a Borges”, pero el contenido de la charla será una sorpresa.

Es que, tal como confesó la propia María Kodama, en su encuentro con “Río Negro” ni bien pisó suelo neuquino, “no tengo idea como va a ser la conferencia, pienso que por ahí hablaré sobre ‘El Golem’, o por ahí hablaré sobre Borges y Buenos Aires”. Teresita Valdettaro, la encargada de presentar la charla, le apunta: “sobre El Golem”. “Entonces será sobre ‘El Golem’”, dice ella entre risas.

En verdad mucho no importa de qué se trate. María, con su cuerpo pequeño y su voz suave atrapa con sus anécdotas y sus relatos sin importar de qué sea. Y además con su gran historia de vida junto al autor de “El Aleph” no hace falta mucho más.

Kodama sea acaso la visita más importante que tendrá esta feria. Y, en este sentido, ella parece feliz de serlo. “A mi me parece genial porque de esa manera la gente acude a ver los libros, sobre todo los chicos, y así se despierta la inquietud por la lectura. Me parece que las ferias del libro son muy útiles, muy interesantes, por eso siempre que me llaman voy”, subrayó en diálogo con “Río Negro”.

“Homenaje a Borges” es el libro de su autoría que publicó Grupo Editorial Penguin Random House, la misma editorial que edita el material de Borges, y tal vez lo más llamativo es ver un libro de ella publicado.

P- En muchas entrevistas usted aseguró que no le interesa publicar sus materiales, ¿cómo se llega a este?

R- La historia es así yo doy conferencias sobre la obra de Borges y yo no tenía interés es publicarlas, lo que pasa es que cayó una de las conferencias que yo había dado en inglés en las manos de la gente (de la editorial), y como sabían que yo daba conferencias empezaron a decirme que tenía que publicar, que tenía que publicar, y llegó un momento o que me peleaba, que no puedo porque soy la viuda de Borges, o cedía. Entonces como se acercaban los 30 años de la partida de Borges dije: “está bien hagámoslo para los 30 años de Borges y el título Homenaje a Borges”. “No, no yo tengo otro título”, me dijeron. Le dije: “No yo cedo 50% porque no quiero publicar, vos cedé 50% con el título o no lo hacemos, como vos quieras”. “Bueno está bien”, fue la respuesta y por eso salió el libro.

P- Y después de este ¿no cambió de opinión?

R- No, no. Ahora si va a salir un libro por una circunstancia muy especial, pero no porque yo quiero publicar. Un amigo que dirige el Foro Ecuménico Social, que es sociólogo, Fernando Flores tiene un amigo muy querido de hace muchísimos años que es el autor del cuadro enorme que está en la sala de actos de la Fundación (Internacional Borges) y es un pintor muy conocido en Italia, entonces este hombre estaba quedándose ciego y estaba en una depresión, por supuesto, feroz. Yo le había regalado a Fernando Flores tres o cuatro cuentos que le gustaban, entonces él me dijo “que te parece si le doy uno de tus cuentos que son tan terribles como los cuadros que él pinta a ver si se inspira”. Entonces este hombre hace una exposición en China y otra en Milán inspirándose en ese cuento. Después se enferma de cáncer y quiere ver el libro antes de morir, son todas cosas dramáticas y terribles, entonces yo le dije: “puedo hablar con Random House que es la que le publica a Borges a ver si quiere publicarlo”. Entonces Random me dice “si, si, como no”, pero como ellos no publican libros de arte, me dicen “necesitamos más cuentos tuyos”. Entonces, por esta causa muy especial de que este hombre se está muriendo y quiere ver el libro antes de morirse, van a salir tres o cuatro cuentos. Pero yo no tengo ningún interés porque después empiezan las exigencias. Yo escribo por placer, para relajarme, pero si empiezan a presionarme todo el placer se pierde, yo soy hedonista, aunque no parezca -subraya y ríe-.

P- Hablando del libro “Homenaje a Borges”, ¿usted siente que la literatura argentina homenajea a Borges?

R- Yo me guío por las tesis que me mandan las personas que están estudiando tanto acá como en exterior, las tesis de doctorado que me mandan para que las vea, para que les diga que me parecen y algunas para que las prologue. Entonces pienso que hay un interés en la gente universitaria, tanto de acá como de afuera. Y en el nivel general mucha gente lo lee, y hay gente que no lo ha leído, pero que lo admira por cómo era él, las cosas que él decía, la posición que tomaba frente a las cosas, la sinceridad de su manera de ser, eso es muy lindo aunque no lo lean o no lo entiendan.

P- ¿Cómo ve la literatura argentina hoy?

R- Yo no puedo hablar de la literatura argentina actual porque mi vida es muy ocupada, tengo muchísimo trabajo, tengo la fundación, doy conferencias, tengo entrevistas, escribo mis cosas también, tengo que preparar las conferencias, no tengo mucho tiempo de leer cosas de literatura nueva, de modo que releo cosas que me gustan, a veces a la noche, antes de dormirme.

P- ¿Y fuera de la literatura, pienso en la música, en el teatro, ve la influencia de Borges?

R- Si, hay obras que se hacen inspiradas en cuentos de él. Pero no tengo demasiado tiempo para ver, trabajo mucho y además me gusta trabajar. Lo mío es una responsabilidad monstruosa

P- ¿Cómo se hace para llevar a cabo esa responsabilidad?

R- Cómo la llevo? Sólo por el amor hacés eso, sino no lo hacés.

P- ¿Cuál es la relación de los lectores jóvenes con Borges?

R- No se puede generalizar, pero de acuerdo a lo que yo veo, que se me acercan, los jóvenes si están interesados en la literatura de Borges. Y hay gente que ha descubierto a través de la lectura de Borges cómo Borges en realidad preanuncia lo que es el internet, en El Jardín de Senderos que se Bifurcan por ejemplo. Y toda la relación de Borges con la ciencia, con la matemática, hay libros que se han escrito de científicos sobre la obra de Borges y como han descubierto que la obra de Borges ha adelantado cosas que después la técnica ha llevado a cabo, ha realizado. Entonces es muy interesante el abanico de eso que es literario y que aparentemente es “literatura fantástica” no tiene nada de fantástico, que es simplemente una serie de avance de algo que va a suceder después, que es lo que sucedió con Julio Verne, con el viaje a la luna, con el viaje al fondo del mar, todas esas cosas que eran totalmente descabelladas y fantásticas y que la ciencia y la técnica las ha hecho realidad.

P- Y hablando de tecnología, hoy hay muchos jóvenes escritores que eligen desarrollar la literatura en blog o redes sociales, ¿qué se imagina que diría Borges de esto?

R- No me lo imagino. Borges estaba en contra de eso. Me acuerdo cuando recién pusieron las computadoras en los aeropuertos, estábamos por hacer un viaje y esperábamos y esperábamos, entonces Borges preguntó que pasaba, y la chica le dijo “ay maestro lo lamento, cayó el sistema”. Entonces le dice a la chica, que estaba desesperada, “agarre un lápiz y un papel que es el único sistema que no cae”. Y en realidad cuando uno ve, eso es cierto, muchas veces uno va a hacer un trámite, cayó el sistema y tiene que esperar no se cuanto tiempo, mientras que lógicamente si vos llenás los papeles son cinco minutos y ya está.

Y después toda esa historia de la invasión a lo que es la intimidad a determinadas cosas. Por ejemplo, los hackers que entraron en las computadoras, es una cosa que no ofrece ninguna seguridad.

Y además toda la información que llega a través de esos medios, si estuviera supervisada por gente que realmente conociera sería fascinante, pero ahí cualquiera pone cualquier cosa, es una serie de cosas confusas que llevan a un aparente conocimiento que en realidad es confusión e ignorancia.


Comentarios


Entrevista con “Río Negro”: María Kodama en Neuquén