Ataque talibán mata a dos oficiales de EE. UU.

Los enfrentamientos ocurrieron frente a la sede de la ONU en la provincia de Kunduz. El Pentágono considera “inaceptable” la baja de dos asesores suyos. La OTAN retira personal civil.

#

AP

KABUL (DPA).- Dos asesores militares extranjeros murieron en un tiroteo en el ministerio del Interior afgano, según informaron fuentes oficiales, mientras las protestas contra la quema de ejemplares del Corán que continúan por quinto día consecutivos dejaron cuatro muertos.

De inmediato, se supo que:

• el Pentágono consideró “inaceptable” las muertes de sus dos oficiales y que

• la OTAN anunció la retirada de “todo su personal” que trabaja en las instituciones gubernamentales afgana.

Después del asesinato de dos oficiales estadounidenses en el ministerio del Interior, reivindicado por los talibanes como venganza por la quema de Coranes.

“Las primeras informaciones apuntan a que una persona apuntó su arma contra miembros de la ISAF en Kabul y mató a dos de ellos”, explicó un portavoz de la OTAN, sin dar datos sobre su nacionalidad. Según la Alianza Atlántica, el Ministerio del Interior afgano confirmó que “dos colegas extranjeros” murieron en el edificio.

Medios de comunicación afganos apuntaron que los asesores muertos son estadounidenses y que el tiroteo se desencadenó tras una disputa, dijo un funcionario del Ministerio. El atacante podría ser un policía afgano, según los medios. El diario “Wall Street jorunal” habló de dos “asesores militares estadounidenses de alto rango” muertos.

Los talibanes asumieron el ataque y hablaron de cuatro muertos, aunque ni la OTAN ni funcionarios afganos confirmaron esa autoría.

En reacción al ataque, la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad en Afganistán retiró a todo el personal que trabaja en los ministerios en Kabul.

“Por motivos obvios de protección a nuestra fuerza he adoptado medidas inmediatas para retirar al resto de personal de la ISAF que trabaja en los ministerios dentro y en los alrededores de Kabul, informó el general John Allen, comandante de la coalición liderada por la OTAN en un comunicado en el que condenó el ataque contra su personal en el Ministerio del Interior afgano.

“Estamos investigando el crimen y realizaremos todo lo necesario para encontrar a los responsables. El autor de este ataque es un cobarde cuyas acciones no quedarán sin respuesta”, añadió.

El portavoz talibán Zabiullah Mujahid dijo en un comunicado que uno de sus suicidas, Abdul Rahman, mató a “cuatro asesores estadounidenses de alto rango” en “venganza por la quema de ejemplares del Corán por los estadounidenses invasores en la base militar de Bagram”.

Por otro lado, cuatro manifestantes murieron en el país y decenas resultaron heridas en el quinto día de protestas contra la quema de ejemplares del Corán protagonizada el pasado martes por soldados estadounidenses.

Al menos cuatro manifestantes murieron y más de 50 personas, entre ellas policías, resultaron heridas durante una protesta en Kunduz, en el norte, según informó el subdirector policial provincial, Ghulam Mohammed Farhad. En el ataque de la multitud contra una oficina de la ONU y dependencias policiales también resultaron heridos tres policías. También hubo disturbios en la provincia de Logar, al sur de Kabul, durante los enfrentamientos entre los manifestantes y la policía.

Las protestas tras la quema de los coranes por soldados norteamericanos registran hasta ahora 28 muertos en cinco días.


Comentarios


Ataque talibán mata a dos oficiales de EE. UU.