Ataques intimidatorios contra farmacia neuquina

Dos veces le tiraron piedras. Esa farmacia fue asaltada, y uno de los ladrones cayó muerto por la policía después de una persecución que terminó en el ADOS. Aumentarán la seguridad.



NEUQUEN (AN)- La farmacia que había asaltado el delincuente que luego fue abatido por la policía en el Policlínico Ados, fue blanco de atentados intimidatorios el fin de semana. Desconocidos que se movilizaban en motos o bicicletas, apedrearon el frente del local en dos ocasiones, provocando roturas de los blindex, en lo que los comerciantes del ramo interpretan como una clara amenaza o una represalia por el trágico desenlace de aquel episodio.

El hecho se registró en momentos en que los directivos del Colegio de Farmacéuticos vienen planteando a las autoridades de gobierno y de la Policía la necesidad de que se instrumenten medidas de seguridad. Por el momento recibieron el compromiso de que se ofrecerán mayores controles en las zonas y horarios en los que los negocios estarían más expuestos a los robos y asaltos. Una promesa que los conformó a medias.

En la noche del viernes un sujeto, aparentemente joven, sin bajarse de la bicicleta en la circulaba apedreó, probablemente con una honda, el frente de la farmacia Santa Genoveva, de la calle Islas Malvinas. Los dueños sólo alcanzaron a ver la figura que se alejaba, pero sin retener otros datos.

El proyectil perforó uno de los dos vidrios de grandes dimensiones del frente del negocio y lo trizó de lado a lado. En ese momento había clientes en el local, pero nadie resultó herido.

Un atentado similar se repitió al día siguiente, con la particularidad que era una jornada de turno y dado la hora -alrededor de las 21-, al público se lo atendía a través de una ventana pequeña de las rejas.

“Como ya es imposible atender con las puertas abiertas, había un cartel que además de indicar que se atendía por la ventana, se decía el por qué: el temor a los asaltos que nos vienen acosando todos los días”, comentó una fuente.

Allegados a la actividad señalaron que los ataques “los tomamos como un atentado intimidatorio ante lo ocurrido cuando la policía siguió a los delincuentes y mató a uno. Máxime si tenemos en cuenta que uno de ellos logró fugarse. Esto viene a demostrar que las gestiones que se están haciendo desde el Colegio para pedir custodia tienen fundamento pleno. La situación por la que atravesamos es sumamente grave, no es una cuestión se sensaciones, estamos ante hechos concretos”.

El asalto a la farmacia Santa Genoveva derivó luego en una espectacular persecución policial, siguió con la toma de rehenes por parte de los delincuentes y el posterior tiroteo, con dos muertos. Uno de los delincuentes fue abatido por la policía, pero antes baleó una empleada del policlínico, quien falleció días después.

La subsecretaria de Seguridad Ciudadana, Alicia Comelli, y el jefe de la policía de Neuquén, comisario Juan Carlos Lezcano, en sendas reuniones con directivos farmacéuticos les prometieron patrullajes en las farmacias que están de turno, a la hora de apertura y de cierre y en momentos que se consideran de mayor riesgo. Pero les negaron una vigilancia permanente, como reciben las estaciones de servicio.

“Nos conformó la disposición de atender nuestro reclamo, y esperamos que su propuesta de resultados”, dijo Teresa Albizúa, del Colegio de Farmacéuticos.


Comentarios


Ataques intimidatorios contra farmacia neuquina