ATEN afirmó que 149 escuelas no volvieron hoy con clases presenciales en Neuquén

Desde el gremio apuntaron que el no retorno en esos establecimientos fue en su mayoría por problemas con el gas. Mañana habrá un plenario donde se definirán acciones de ATEN.

Actualizada 21:30

Las vacaciones de invierno terminaron en Neuquén y según la Resolución 470/21 del Consejo Provincial de Educación (CPE), los niveles inicial, primario, secundario, escuelas especiales y rurales, debían reiniciar las clases presenciales. Y, así fue en la mayoría de los establecimientos. La mejora en los parámetros epidemiológicos dejó atrás la resistencia del gremio docente ATEN a retornar a la presencialidad. Sin embargo, tras la explosión en la escuela 144 de Aguada San Roque, se intensificó el control del sindicato sobre los colegios con problemas de infraestructura. Así, según el gremio, son 149 las escuelas las que no pudieron retomar las clases en las aulas este lunes. Las asambleas del gremio debatieron esta tarde medidas de acción sobre ese tema, entre otros puntos. Mañana, habrá definiciones en el plenario y se decidirá una de las mociones que es realizar un paro este jueves y repetir la medida el 12 de agosto.

"La mayoría tiene problemas de gas o denuncian fuga o olores y que han hecho llamados para que lo revisen y no lo han hecho. Otras porque no han cambiado calefactores o que tienen problemas de funcionamiento con las calderas. Después hay situaciones relacionadas con electricidad, problemas estructurales. También trabajos inconclusos o que están en obras", señaló el secretario general de ATEN, Marcelo Guagliardo.

Indicó que según el relevamiento del gremio la totalidad de las 149 escuelas no pudieron retornar a la presencialidad por algún inconveniente de infraestructura, por lo que iniciar en esos establecimientos "implicaba un riesgo no solo para los docentes sino para los propios estudiantes".

Sobre su distribución dijo que "no hay una sola localidad que empezó completa" y por la cantidad que no pudo comenzar la presencialidad representan "un 25% de las escuelas que hay en la provincia".

Dos semanas antes del inicio de las vacaciones de invierno, el gobierno de la provincia emitió la resolución 470/21, con la que estableció el retorno de las clases presenciales, luego del cierre dictado durante la segunda ola de contagios de coronavirus.

Lo cierto, es que se ese inicio no fue exitoso ya que el gremio docente llamó a no volver a la presencialidad, por considerar que las condiciones epidemiológicas no estaban dadas. Así, fueron pocas las escuelas que retomaron las clases presenciales por completo o de forma parcial.

Transcurridas esas dos semanas y las dos que corresponden al receso de invierno, la situación epidemiológica es otra. La ocupación de camas de terapia intensiva, según el último parte epidemiológico, es del 71% y Neuquén no tiene ninguna zona en las categorías de alarma epidemiológica o de alto riesgo. El departamento Confluencia que siempre es el más complicado está ahora en riesgo medio.

Con estos nuevos parámtros, ATEN dio el visto bueno para volver a las aulas en modalidad burbuja y con todos los cuidados sanitarios. Sin embargo, hay otro problema que sigue complicando el normal funcionamiento de algunas escuelas.

A principio de año, el gremio docente había denunciado que había escuelas que no estaban en condiciones y con ello había elaborado un relevamiento. Tras la explosión en la escuela albergue de Aguada San Roque, que dejó tres víctimas fatales, ATEN agudizó esa tarea y denunció que unas 160 escuelas tienen problemas edilicios y que el 60% de ellas lo tiene en el servicio de gas.

Ante esta realidad, el gremio advirtió que esas instituciones no deberían volver a las clases presenciales hasta tanto no se atiendan las necesidades y así lo solicitó a los y las docentes. Además, presentó una nota ante el ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social Delegación Neuquén, a la Subsecretaria de Trabajo de Neuquén, a la Superintendencia de Riesgo de Trabajo de la Nación, a la ART Galeno, al Defensor del Pueblo de Neuquén y a las Defensorías de Niños, Niñas y Adolescentes de la Provincia solicitando que intervengan y tomen las medidas necesaria para "garantizar la vida e integridad física de toda la comunidad educativa de los establecimientos" en los que el gremio relevó problemas de mantenimiento.

Esta tarde, ATEN realizó asambleas virtuales por seccionales donde se debatieron y discutieron acciones a  seguir vinculadas al avance de la causa por la explosión de la escuela 144, el pedido de renuncia  de los responsables políticos del hecho y la permanencia de estudiantes y docentes en las escuelas que no están en condiciones. Mañana a las 9 de la mañana será el plenario, en donde saldrán las resoluciones. Entre las seccionales una de las mociones que tuvo mayor respaldo fue la de realizar un paro este jueves exigiendo la renuncia de la ministra Cristina Storioni y del subsecretario de Obras Públicas, Roberto Deza.


Comentarios


ATEN afirmó que 149 escuelas no volvieron hoy con clases presenciales en Neuquén